El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, aseguró hoy que nadie le ha pedido la celebración de un referéndum, en alusión a las reivindicaciones soberanistas del presidente regional de Cataluña, el nacionalista Artur Mas.

En respuesta a una pregunta formulada en el Senado, la cámara alta del parlamento español, Rajoy recordó también que no tiene capacidad para autorizar una consulta de ese tipo.

El jefe del Ejecutivo español respondía a la pregunta de la senadora catalana Monserrat Candini, de Convergencia i Unió (CiU), sobre su valoración del acuerdo alcanzado entre los gobiernos de Reino Unido y Escocia para celebrar un referéndum sobre la independencia de Escocia en 2014.

Rajoy dijo que no es su función valorar las decisiones que adoptan los estados soberanos.

"No voy a entrar a valorar lo que ha ocurrido en Escocia igual que no voy a valorar que el Reino Unido no esté en el euro", afirmó.

No obstante, puntualizó que ese referéndum se va a celebrar de acuerdo a la legalidad vigente en el Reino Unido, que es "como se hacen las cosas por parte de las personas sensatas, por parte de los países sensatos y en democracia".

"A mí nadie me ha pedido un referéndum ni yo he dicho ni una sola palabra sobre ese asunto", aseguró Rajoy, que subrayó que en España la competencia corresponde al Parlamento.

El jefe del Ejecutivo incidió en que no tiene capacidad para convocar un referéndum "y ninguna ley, ni por supuesto la Constitución, le atribuye esa capacidad".

Para poder convocar una consulta de ese tipo el procedimiento a seguir es "reformar la Constitución, disolver las Cortes, convocar elecciones" y que el parlamento que surja ratifique la reforma, explicó Rajoy.

La senadora catalana que hizo la pregunta pertenece a la formación política nacionalista del presidente regional de Cataluña, Artur Mas, quien adelantó que se propone convocar un referéndum en esa comunidad autónoma en la próxima legislatura.

Mas adelantó las elecciones autonómicas dos años y las convocó para el próximo 25 de noviembre y anunció un proceso para que los catalanes puedan decidir sobre el futuro estatus de esa región en su relación con España.

Rajoy dijo hoy en el Senado que lo que Mas le propuso en la reunión que mantuvieron el pasado mes de septiembre fue un trato fiscal especial para Cataluña, diferenciado de las otras regiones, que el jefe del Ejecutivo español rechazó.

Tras esa reunión, el presidente catalán adelantó los comicios y anunció la apertura de un proceso que incluye la celebración de un referéndum.

Rajoy criticó hoy la convocatoria anticipada de los comicios porque consideró que transmite "cierta huida de la responsabilidad propia de un gobernante".

También señaló que lo aconsejable es "hablar, dialogar y escuchar" y "lo que no se puede hacer es ir adonde está el presidente de España y decir este es mi modelo de financiación y si no lo quieres atente a las consecuencias".

"Me atengo a las consecuencias -dijo Rajoy-, pero la democracia no es eso".