Una manual publicado con la intención de ser una guía amigable para los inmigrantes que llegan a Rusia procedentes de Asia central no tuvo el efecto deseado y fue tomado como un insulto. El folleto que incluye consejos prácticos sobre la manera de lidiar con los guardias fronterizos, la policía y otras autoridades caracterizaba a los jornaleros como brochas de pintar, escobas y otras herramientas de trabajos poco calificados.

La indignación se hizo pública esta semana. El gobierno de Tayikistán instó formalmente a las autoridades rusas a que retire de circulación el manual, en tanto que los representantes de la comunidad uzbeka expresaron su repudio.

Los activistas ven el libro, publicado en la segunda ciudad de importancia de Rusia, como un reflejo de la discriminación contra el creciente número de migrantes, en su mayoría musulmanes pobres, que trabajan en la industria de la construcción, limpian oficinas, barren las calles y recogen la basura.

"Es xenofobia pura y clara", destacó Lev Ponomaryov, un ruso defensor de los derechos humanos. "Muestran a los residentes de San Petesburgo como humanos y pintan a los inmigrantes como herramientas de construcción", agregó.

Aunque el "Manual para Inmigrantes Jornaleros" fue promocionado por el gobierno en un sitio de Internet, las autoridades negaron vinculación alguna con la publicación cuando comenzaron las críticas después que los blogueros los descubrieron y los hicieron públicos por la web la semana pasada.

Una organización sin fines de lucro que publicó 10.000 copias del manual en ruso, uzbeko, tayiko y kirguís insistió en que sólo deseaba brindar información útil sobre la vida diaria en Rusia.

"No teníamos la intención de insultar a nadie con este manual, por el contrario, queríamos ayudar a los inmigrantes a que estuvieran al tanto sobre sus derechos y evitar que tengan problemas en esta ciudad", agregó Gleb Panfilov, vicepresidente de la organización Mirada al Futuro, que publicó el libro.

___

El periodista de Associated Press Vladimir Isachenkov contribuyó a este despacho desde Moscú.