Unas mil personas se han congregado de forma pacífica frente al Congreso de los Diputados de España, convocados por la Coordinadora 25S, para protestar durante el pleno que celebra la Cámara Baja española sobre los Presupuestos Generales del Estado para 2013.

Ante una fuerte presencia policial, los congregados portan pancartas con la palabra "no" y con dibujos de tijeras con los que aluden a los recortes que está llevando a cabo el Gobierno conservador de Mariano Rajoy.

Los congregados colocaron en las vallas de seguridad instaladas por la Policía para impedir el paso de los manifestantes una pancarta de grandes dimensiones en la que se lee "Dimisión PPSOE", en alusión a los dos partidos mayoritarios españoles (el gobernante Partido Popular y el Partido Socialista).

También cubrieron las vallas con cartones con diferentes mensajes, como "El Gobierno pide paciencia, nosotros gritamos desobediencia" o "Fuera políticos al servicio de la Troika", en referencia al supuesto control externo de la economía española.

La convocatoria de hoy comenzó a las 17.30 (las 15.30 GMT) sin que se hayan registrado incidentes hasta el momento.

La Policía advirtió a los manifestantes de que se trataba de una concentración no comunicada a las autoridades, por lo que no estaba autorizada.

Esta movilización es la cuarta que convoca la Coordinadora 25S, promotora de la iniciativa "Rodea el Congreso", que se llevó a cabo por primera vez el 25 de septiembre y que se repitió los días 26 y 29 de ese mes.

La concentración del 25 de septiembre se desarrolló de manera pacífica, con 6.000 asistentes según fuentes oficiales, hasta que un grupo de personas intentó traspasar las vallas colocadas para proteger el Congreso y la policía cargó contra los congregados, unos incidentes que concluyeron con 35 detenciones y 64 heridos, 27 de ellos policías.

El día 26, cuando según las autoridades acudieron a la convocatoria 2.500 personas y la protesta se saldó con tres detenidos y tres heridos.

El día 29 se congregaron 4.000 manifestantes según la misma fuente. La Policía detuvo a dos personas y los servicios sanitarios atendieron a doce personas.