La española Marisol Casado, reelegida hoy presidenta de la Unión Internacional de Triatlón (ITU), se mostró muy satisfecha después de ganar a su rival, el surcoreano Kyung-Sun Yu, por un cómodo resultado de 82-33 y aseguró que en los últimos días de campaña ha "escuchado y aprendido mucho".

"He hablado con mucha gente y termino el congreso con la promesa de hacer más hincapié en el trabajo con las federaciones pequeñas", dijo Casado a Efe en conversación telefónica desde Auckland, donde se llevó a cabo la elección.

"Hemos barrido, pero no solo yo, sino todos los candidatos de mi equipo", afirmó. "Las federaciones europeas -Casado fue su presidenta- y, sobre todo, la española han hecho un trabajo fantástico para buscar apoyos, particularmente en Hispanoamérica, donde no lo tenía tan a favor", añadió.

Marisol Casado abrió el congreso con un informe sobre su gestión de los últimos cuatro años que, a su juicio, es su mejor aval.

"Durante el primer mandato la principal tarea ha sido la obtención de fondos para ir mejorando todos los aspectos de la ITU. Actualmente tenemos una hucha de 12 millones y medio de dólares. Creo que no está nada mal", apuntó.

Casado dijo que seguirá "trabajando hasta el último minuto" por la inclusión de una prueba de triatlón mixta por equipos en los Juegos Olímpicos de Río 2016.

"Ya ha funcionado con éxito en los Juegos de la Juventud y es una modalidad muy atractiva", subrayó, además de destacar la importancia de que el triatlón también vaya a estar presente en los próximos Juegos Paralímpicos.

Casado, que emprende mañana, miércoles, viaje de regreso a España, comentó que lo primero que hará será desplazarse a Oviedo para asistir el viernes a la entrega de los Premios Príncipe de Asturias, a cuyo jurado pertenece en el apartado de Deportes.

"Me hace una ilusión enorme ir a este acto como presidenta de la ITU", aseguró.

Los futbolistas Iker Casillas y Xavi Hernández compartirán el Príncipe de Asturias de los Deportes.