La nave rusa Soyuz TMA-6M con tres cosmonautas a bordo, dos rusos y un estadounidense, fue lanzada hoy desde el cosmódromo kazajo de Baikonur con destino a la Estación Espacial Internacional (EEI).

Según el Centro de Control de Vuelos Espaciales (CCVE) de Rusia, la nave despegó a las 10.51 GMT con ayuda de un cohete portador Soyuz-FG, lanzamiento que transcurrió sin contratiempos, informaron las agencias rusas.

La tripulación de la Soyuz TMA-6M la integran los cosmonautas rusos Oleg Novitski y Oleg Tarelkin y el astronauta estadounidense Kevin Ford, quienes cumplirán una misión de 148 días a bordo de la plataforma orbital.

Para Novitski y Tarelkin, que realizarán más de 50 experimentos científicos durante su permanencia en la EEI, éste es su primer vuelo al espacio.

Ford, en cambio, ya estuvo en la plataforma orbital: en agosto de 2009, cuando pilotó el transbordador espacial Discovery en la misión STS-128 a la EEI.

Además, entre otras funciones, durante sus casi cinco meses de estancia en la plataforma recibirán cuatro cargueros rusos Progress y uno europeo ATV-4, que transportarán carga vital como oxígeno, alimentos y combustible.

El acoplamiento de la nave rusa con la EEI está programado para este jueves.

Según el plan de vuelo, la Soyuz TMA-6M se enganchará al nudo de amarre de módulo Poisk de segmento ruso de la plataforma.

Actualmente, a bordo de la Estación Espacial Internacional se encuentran tres tripulantes: la estadounidense Sunita Williams, comandante de la misión, el ruso Yuri Malénchenko y el japonés Akihiko Hoshide.

La EEI es un proyecto en el que participan 16 países y que tiene un coste estimado en 100.000 millones de dólares.