Los tres partidos que forman la coalición de Gobierno en Grecia tratarán de acercar posturas hoy sobre el nuevo paquete de medidas de ahorro exigidas por los prestamistas internacionales.

El primer ministro conservador, Andonis Samarás, tiene previsto reunirse a las 12.00 GMT con sus socios de Gobierno, Evangelos Venizelos, del socialdemócrata Pasok, y Fotis Kuvelis, del dentro-izquierdista Dimar.

Esta será la enésima reunión de las tres formaciones para cerrar el contenido de las reformas y medidas para ahorrar 13.500 millones de euros.

Según el diario Kathemerini, aún hay desacuerdo entre los tres partidos y la troika que forman el Banco Central Europeo, el Fondo Monetario Internacional y la Comisión Europea, especialmente en lo que se refiere a temas laborales.

El principal escollo para un acuerdo es, según ese diario, el monto de las indemnizaciones por despido de empleados que han trabajado ininterrumpidamente hasta 16 años en la misma empresa.

Las dos partes también negociarán la cantidad que deberá salir del ambicioso plan de privatizaciones, y que Atenas quiere que sea de 25.000 millones hasta 2020, la mitad del objetivo fijado inicialmente.

Otro tema de fricción, según los medios, es la reducción del número de empleados públicos.

Aunque la troika estaría dispuesta a renunciar a su pretensión de que 15.000 funcionarios sean despedidos de inmediato, sí insiste en que 5.000 sean dados de baja antes de final de 2012 y otros tantos en el primer trimestre de 2013.