La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) urgió hoy al Gobierno de Guatemala a que investigue la muerte de seis indígenas k'iche's durante una protesta callejera en el noroeste del país que dejó decenas de heridos.

La CIDH pidió al Ejecutivo que asigne "todos los recursos humanos y materiales" necesarios para la investigación iniciada por el Ministerio Público, y procese y sancione a los responsables.

"Es fundamental que las investigaciones continúen hasta esclarecer todos los hechos, y que se determinen las responsabilidades penales correspondientes", señaló en un comunicado la relatora sobre derechos de los pueblos indígenas, Dinah Shelton.

Shelton subrayó además la necesidad de que las autoridades de Guatemala "adopten mecanismos para evitar el uso excesivo de la fuerza por parte de los agentes públicos en marchas y manifestaciones de protesta".

El enfrentamiento se produjo el 4 de octubre cuando pobladores de los 48 cantones de Totonicapán bloquearon la carretera Interamericana para protestar contra la reforma de la Constitución promovida por el presidente Otto Pérez Molina y pedir una reducción en las tarifas de electricidad.

Los fallecidos, indígenas k'iche's de los cantones de Totonicapán, son José Eusebio Puac Barreno, Santos Hernández Nicolás Menchú, Rafael Nicolás Batz Menchú, Jesús Baltazar Caxaj Puac, Arturo Félix Sapón Yax y Jesús Francisco Puac Ordóñez.

Además, según la CIDH, Domingo Pascual Solís, Jesús Domingo Caniz y Domingo Pablo Puac Vásquez se encuentran en paradero desconocido desde el día del incidente.

El pasado 16 de octubre la Comisión envió una solicitud de información sobre estos hechos al Gobierno guatemalteco y, tal y como informó, continuará haciendo un "estrecho seguimiento" a estas investigaciones.