La vicepresidenta y comisaria europea de Justicia, Viviane Reding, presentará hoy los detalles de su iniciativa para la imposición de cuotas de mujeres en los consejos de administración de las empresas europeas, una medida que rechazan públicamente nueve países de la Unión.

La idea en la que ha trabajado Reding en los meses preparatorios a la presentación es de imponer un 40 % de cuota femenina en los consejos de administración, dado que la autorregulación a la que se invitó a las empresas solo ha provocado una presencia de altos cargos femeninos del 13,7 %.

Nueve países, con Reino Unido a la cabeza, remitieron a finales de septiembre una carta al Ejecutivo para que Reding se replantease la medida.

También dentro de la Comisión Europea, los miembros liberales de la misma, comenzando por el vicepresidente económico Olli Rehn, han mostrado su rechazo, según ha sabido Efe de fuentes comunitarias.

El avance de la propuesta dado por la propia comisaria al Parlamento Europeo el 3 de octubre adelantaba que el futuro sistema de cuotas europeo podría tener una "cláusula de flexibilidad", según dijo la vicepresidenta.

Esta excepción entraría en juego cuando las compañías aleguen que han encontrado candidatas mujeres para sus consejos de administración.

Reding sí cuenta con el apoyo de varios grupos políticos liberales y de la izquierda del Parlamento Europeo que le han mostrado su apoyo a una propuesta legislativa que imponga cuotas a las grandes empresas.

"Urgimos a la CE a no perder más tiempo y presentar una propuesta tan clara como vinculante que establezca cupos obligatorios", señala un comunicado conjunto de los socialdemócratas (S&D), liberales y demócratas (ALDE), Verdes (Greens/EFA), Izquierda Unitaria Europea (GUE/NGL) y la eurodiputada griega de los populares europeos (PPE), Rodi Kratsa-Tsagaropoulou.

"Sería claramente mejor no tener que imponer cuotas después de tantos años de retórica pero el porcentaje de mujeres en consejos de administración es inaceptablemente bajo (...) y no será por falta de mujeres, teniendo en cuenta que son el 60% de los que se graduan en las universidades", añade el texto.