En 2008, Kathleen Casey-Wilkens cumplió 62 años de edad y, con ellos, el inexorable destino de los baby boomers: se jubiló. Esa generación, nacida entre 1946 y 1964 en los Estados Unidos, está en vías de ser superada por las siguientes. No se trata de un fenómeno único. Cada segundo, según las Naciones Unidas, dos personas cumplen 60 años en el mundo. A este ritmo, hasta América latina dejará de estar poblada de rostros juveniles. En 2036 habrá más adultos que menores; en 2050, un cuarto de la población estará tramitando el retiro. Esa franja se triplicará e igualará en proporción a la de los países desarrollados.

Por el descenso de la natalidad, los movimientos migratorios y la mayor esperanza de vida, los sexagenarios serán tres veces más que ahora a mediados del milenio, según el Fondo de las Naciones Unidas para la Población (Unfpa). Los mayores de 80 años, dice el informe "Envejecer en el siglo XXI: una celebración y un reto", pasarán de un 1,6 por ciento de la población en la actualidad a un 5,5 por ciento. De ahí el desafío de adecuar los sistemas de retiro y de salud, como ocurre ahora en Europa y los Estados Unidos.

El aumento de la edad de la jubilación de 65 a 67 años quizá sea una de las alternativas, aunque ese límite tal vez sea superado por otra realidad: en algunos países, como la Argentina, la esperanza de vida al nacer creció 27 años en poco menos de un siglo. En 1914 era de 48,5 años; en 1905, de 40. Por primera vez en la historia conviven cuatro generaciones, según la Organización Panamericana de la Salud (OPS). En Canadá, el promedio de vida es de 80,7 años; en Chile, de 79,2; en los Estados Unidos, de 78,3; en Uruguay, de 76,1; en Venezuela, de 74,3; en México, de 73,6; en Brasil, de 73,2, y en Bolivia, de 66,3 años.

El único país cuya población tiene más de un 30 por ciento de mayores de 60 años es Japón. En 2050, 64 países estarán en esas condiciones. En el mundo, por cada 100 mujeres de 60 años hay 84 varones de esa edad. Ellas son las que más sufren maltrato y discriminación en el trabajo. En el apogeo de los baby boomers, en cuyo último tramo vino al mundo Barack Obama, surgieron la Generación X (nacidos entre 1965 y 1980) y la Generación del Milenio (nacidos después de 1980), así como antes habían prevalecido la Generación Silenciosa (nacidos entre 1928 y 1945, tildados de conformistas) y la Gran Generación (nacidos antes de 1928).

Las crisis económicas no sólo afectan el bolsillo, sino, también, la natalidad y las bodas. En los Estados Unidos, como consecuencia del desempleo y la incertidumbre, la cantidad de nacimientos cayó a un mínimo en 12 años en 2011. Dos de cada 10 jóvenes de 18 a 24 años pospusieron el matrimonio y la procreación, según el Pew Research Center. Acusan el impacto los fabricantes de pañales y de pruebas de embarazo, así como los prestadores de servicios de salud y educación. En 2050, entre los países de la región, tendrán las mayores tasas de sexagenarios la República Dominicana, Puerto Rico, Chile, Costa Rica y Brasil.

“La indigencia en la vejez también es un flagelo que afecta a varios países –dice la Comisión Económica para América latina y el Caribe (Cepal)–. En Bolivia, la República Dominicana, Ecuador y Colombia, el porcentaje de personas de edad bajo la línea de la indigencia es superior al del conjunto de la población. En los demás países, exceptuando a la Argentina, Brasil, Chile y Uruguay, la indigencia afecta a más del 30 por ciento de las personas de edad”.

Se presume que en el primer año de la era cristiana había 200 millones de personas en todo el planeta. En los últimos 12 años, la Tierra ha pasado de 6.000 millones a 7.000 millones de habitantes. Ha sido el crecimiento demográfico más vertiginoso de la historia. Un 48 por ciento de la población mundial vive con menos de dos dólares por día. Cada año nacen 83 millones de personas. En la India, 51 por minuto. En África subsahariana, donde más ha crecido la población, el récord de nacimientos se da en ámbitos de extrema pobreza.

El consumo crece en forma proporcional con la cantidad de hijos, cada vez más escasa. También influye la retracción de los inmigrantes, más propensos a tener hijos. En España, la bonanza provocó un explosivo 43 por ciento de aumento en el número de nacimientos entre 1995 y 2008, pero esa tendencia se revirtió en 2011 por el regreso a sus países a causa de la crisis. En los Estados Unidos, el 93,3 por ciento de crecimiento de la población entre 2010 y 2011 se debió a las minorías, encabezadas por los latinoamericanos. En 2050, los blancos no hispanos representarán apenas el 47 por ciento de la población.

De ser cierto que la mediana edad comienza ahora a los 55 años, como sugiere una encuesta realizada en Inglaterra, la adultez también despunta más temprano. En la Argentina, donde un muchacho de 13 años puede tener una tarjeta de crédito, el Congreso adelanta el voto a los 16 años. Con una expectativa de vida mayor, ¿cuál es la frontera de la infancia y la adolescencia? Si uno vive con la esperanza de ser un recuerdo, las necrológicas no remedian nuestro precario inventario de virtudes y defectos. Procuran equilibrarlo en una larga vida adulta que, en ocasiones, supera sin sorpresa los 100 años. Más que nunca, viejos son los trapos.

Síguenos en twitter.com/foxnewslatino
Agréganos en facebook.com/foxnewslatino

Jorge Elías is an Argentine journalist, radio host and columnist in Radio Continental and TV host in Televisión Pública Argentina. He is also the director of El Ínterin, an international news and analysis website. He can be followed on Twitter at @JorgeEliasInter.

Like us on Facebook
Follow us on Twitter & Instagram