La vuelta a su casa se dio para John Farrell al ser presentado hoy de manera oficial como el nuevo manejador de los Medias Rojas de Boston después que el pasado fin de semana ambas partes ya habían llegado a un acuerdo completo, junto con los Azulejos de Toronto, donde tenía todavía un año de contrato.

Farrell compareció en una rueda de prensa con dirigentes del equipo, dos días después del anuncio de que Boston logró un acuerdo con los Azulejos para que el piloto se fuera cuando le faltaba cumplir un año de su contrato por tres temporadas.

Los Medias Rojas enviaron al jugador de cuadro de origen puertorriqueño Mike Aviles a Toronto y obtuvieron al relevista David Carpenter como parte del acuerdo.

Su compromiso con el equipo y los aficionados está muy claro por parte de Farrell, de 50 años, que también fue lanzador en las mayores con los Indios de Cleveland, Angelinos de California y Tigres de Detroit.

"En cuanto a lo que pueden esperar de nosotros en el terreno de juego, creo que tendremos un estilo agresivo", comentó Farrell. "Eso genera una estrategia que no da tregua, y creo que eso es esencial".

Farrell antes de volver como piloto fue el entrenador de lanzadores de Boston de 2007-10 bajo el mando de Terry Francona, que al concluir la temporada del 2011 fue cesado.

Los Medias Rojas terminaron últimos en el Este de la Liga Americana, con marca de 69-93, su peor récord desde 1965.

"En cuanto a lo que pueden esperar de nosotros en el terreno de juego, creo que tendremos un estilo agresivo", comentó Farrell. "Eso genera una estrategia que no da tregua, y creo que eso es esencial".

Boston quería contratar a Farrell después de la salida de Francona, pero el gerente general de Toronto, Alex Anthopoulos, pidió un jugador de primer nivel a cambio.

En ese momento, Farrell llevaba apenas una temporada con los Azulejos, con marca de 81-81.

"Como mínimo, daremos nuestro mejor esfuerzo", señaló el nuevo piloto de los Medias Rojas. "Los aficionados deben tener garantizado ese tipo de comportamiento de los jugadores cuando estén en el campo cada noche".

En dos campañas con Toronto, Farrell tuvo marca de 154-170 y en ambas ocasiones terminó cuarto en la División Este, la más dura de la Liga Americana, en la que también militan los Medias Rojas.

"Usamos a varios jugadores jóvenes (en Toronto) e implementamos un nuevo estilo de correr (las bases)", analizó Farrell. "Nos sacaron de out unas cuantas veces por eso, y a veces tuvimos problemas con esa estrategia".

Farrell aportará una cuota de estabilidad a la posición y también conoce a muchos de los jugadores, lo que debe ser útil para mejorar la rotación abridora.

"Tenemos que lidiar con varias cosas. No siempre pensamos en lo que era mejor para los jugadores", indicó. "Conozco a algunos de los jugadores que están aquí. Con otros, tengo que ganarme su confianza y forjar nuevas relaciones".

Farrell reiteró que dentro del equipo había muy buenos jugadores y estaba seguro que dentro del campo lo demostrarían de nuevo con un gran rendimiento.

"Debemos confiar en ellos y no tengo ninguna duda que van a responder de la misma manera", agregó Farrell.