El emir de Qatar tuvo un recibimiento de héroe el martes en la Franja de Gaza en la primera visita que realiza un jefe de estado al territorio palestino desde que el grupo islamista Hamas tomó el control hace cinco años.

La visita del jeque Hamad bin Jalifa Al Thani les da a los gobernantes de Gaza una importante victoria diplomática. Hamas es considerado un grupo terrorista en Occidente y su gobierno de Gaza carece de reconocimiento internacional.

La visita refleja la creciente influencia del movimiento fundador de Hamas, la Hermandad Musulmana, desde las rebeliones de la Primavera Arabe el año pasado. Junto con la Hermandad en Egipto, los grupos islamistas han logrado influencia en toda la region y Qatar ha sido un aliado clave de los movimientos rebeldes y de oposición.

El gobierno rival palestino de Cisjordania expresó profunda reserva por la visita del emir de Qatar, la rica nación petrolera. Mientras tanto el presidente Mahmud Abbas vio con beneplácito los planes de Qatar de entregarle más de 250 millones de dólares en asistencia a la empobrecida Gaza, también destacó el hecho de que eso le da un reconocimiento internacional al líder de los palestinos.

Hamas le arrebató el control de Gaza a las fuerzas de Fatá que dirige Abbas en el 2007, y las autoridades de Cisjordania temen que la visita del emir profundicen la división entre los dos territorios. Abbas desea crear un estado independiente en las dos áreas, junto con el este de Jerusalén.

El emir ingresó a Gaza por el cruce fronterizo desde Egipto, y fue recibido con un abrazo por el primer ministro de Hamas, Ismail Haniyeh. Se interpretaron los himnos nacionales de Qatar y de los palestinos ante una guardia de honor.