La economía española retrocedió el 0,4 % en el tercer trimestre del año y continuó con su trayectoria de contracción iniciada un año antes, según el informe trimestral económico del Banco de España.

El boletín de la entidad supervisora correspondiente a la evolución económica entre julio y septiembre señala que el retroceso de la economía es similar al observado en el trimestre anterior y añade que las condiciones financieras adversas están "algo más atenuadas".

Según el informe, la caída de la demanda nacional se suavizó al descender el 1,2 %, afectada positivamente por la anticipación de decisiones de gasto ante la subida del IVA y por el "alivio" que ha supuesto el plan de pago a proveedores sobre las cuentas de las sociedades y de los empresarios.