El multimillonario y gestor de fondos de alto riesgo John Paulson ha donado 100 millones de dólares para la conservación de Central Park, la mayor donación realizada en la historia a un parque público, se anunció hoy.

La donación, que se destinará a la organización Central Park Conservancy, una entidad privada sin ánimo de lucro que gestiona las actividades en el pulmón de la Gran Manzana, fue anunciada hoy por el alcalde Michael Bloomberg y el propio Paulson en una rueda de prensa junto a la Fuente de Bethesda, en el centro del parque.

"Caminando por el parque en diferentes estaciones del año, siempre me venía a la mente que Central Park es la institución cultural de Nueva York más merecedora de esta donación", señaló el multimillonario.

Este multimillonario natural del distrito neoyorquino de Queens enriqueció su fortuna a raíz de la crisis financiera originada en 2008 por las llamadas hipotecas tóxicas (subprimes).

En palabras de Paulson, "el parque es muy grande y esta donación es relativamente pequeña" pues en su opinión, "es imposible imaginar lo que sería Nueva York sin Central Park".

La mitad del dinero donado a la Central Park Conservancy, entidad de la que Paulson forma parte, se destinará al legado del parque, mientras que la otra mitad se utilizará para mejorar su capital.

Además, Paulson hizo hincapié en dos aspectos que él considera importantes en la conservación del pulmón de la Gran Manzana: la restauración de los bosques en la parte norte y el arreglo de la entrada llamada Puerta de los Comerciantes, en la esquina suroeste del parque, la más utilizada por los visitantes.

Tanto Bloomberg como la Central Park Conservancy agradecieron este obsequio ya que, según el alcalde, los 100 millones de dólares "no son solo una donación para el parque, sino para todos los que lo utilizan diariamente".

Durante la rueda de prensa, Paulson remarcó la necesidad de conservar Central Park ya que, según recordó, en su adolescencia iba a la fuente de Bethesda, que estaba cubierta de grafitis y sin agua corriente, mientras que ahora "ha cambiado mucho".

Esta es la primera vez que Paulson destina parte de su fortuna al parque, aunque entre sus donaciones figuran la que realizó en 2010 a un hospital de la ciudad ecuatoriana de Guayaquil, de 15 millones de dólares.