El Gobierno canadiense presentó hoy en el Parlamento un acuerdo entre este país y Chile para la expansión del actual Tratado de Libre Comercio, que añade un nuevo capítulo de servicios financieros.

La presentación ante la Cámara baja del Parlamento canadiense supone el tramo final del proceso de aprobación en el país norteamericano.

Se espera que la modificación del TLC entre Canadá y Chile sea aceptada sin problemas por el Parlamento canadiense ya que el gobernante Partido Conservador del primer ministro, Stephen Harper, cuenta con la mayoría absoluta tanto en la Cámara baja como en el Senado.

El Ministerio de Comercio Internacional de Canadá dijo a través de un comunicado que las enmiendas al acuerdo negociadas por Ottawa y Santiago equiparán el contenido del tratado con otros de libre comercio negociados más recientemente por Canadá.

El TLC entre Canadá y Chile entró en vigor hace quince años y fue el primero que el país norteamericano firmó con Latinoamérica.

Desde 1997, los intercambios comerciales entre los dos países han aumentado un 350 % y el año pasado el comercio bilateral entre Canadá y Chile alcanzó los 2.323 millones de dólares.

De esta cifra, Canadá exportó a Chile por valor de 827 millones de dólares mientras que las ventas de productos chilenos a Canadá sumaban 1.931 millones de dólares.

"El TLC Canadá-Chile ha demostrado ser una historia exitosa para los dos países desde que el acuerdo original entró en vigor el 5 de julio de 1997", dijo a través de un comunicado el ministro de Comercio Internacional de Canadá, Ed Fast.

"La modernización elevará este acuerdo a los altos estándares que el Gobierno Harper busca en sus negociaciones comerciales y da a las empresas canadienses un mayor acceso al mercado chileno", añadió Fast.

La modernización del acuerdo añade un capítulo sobre servicios financieros y actualiza materias como las reglas de origen, los procedimientos aduaneros, las contrataciones públicas o la resolución de controversias.