El estado brasileño do Ceará es desde hoy el segundo gobierno local de América Latina que se vincula al programa de cooperación Iberbibliotecas, informó el Centro Regional para el fomento del libro en América Latina y el Caribe (Cerlalc).

Esta entidad de la Unesco con sede en Bogotá señaló en un comunicado que Ceará, en el nordeste de Brasil, aportó 25.000 dólares para Iberbibliotecas.

El programa fue creado este año a iniciativa de la Secretaría General Iberoamericana (Segib) y del Cerlalc con el propósito de fortalecer la red de bibliotecas públicas de la región a través de la cooperación iberoamericana.

"Teniendo en cuenta que el principal problema de América Latina es la educación, es importante que los gobiernos de la región acompañen este proceso que tiene como objetivo fortalecer las bibliotecas, lugares fundamentales de capacitación y alfabetización del ser humano", destacó el director del Cerlalc, Fernando Zapata.

De acuerdo con cálculos de la Segib, si al programa se unen los 21 países de la región, se podrán recaudar alrededor de 900.000 dólares para apoyar a las bibliotecas públicas.

Para el secretario de Cultura de Ceará, Francisco José Pinheiro, su incorporación al fondo será "una excelente oportunidad de intercambio con los países iberoamericanos, bien para el fortalecimiento del sistema estatal de bibliotecas públicas, como para la modernización de las bibliotecas municipales".

La Segib y el Cerlalc consideran que las mayores beneficiadas con el programa serán las bibliotecas situadas en zonas vulnerables y la producción de información sobre bibliotecas públicas en cooperación con universidades, lo que podría promover la creación de nuevos centros en la región.

La directora de Asuntos Culturales de la Segib, Leonor Esguerra, señaló que de hecho la cooperación regional para la cultura ha se visto reflejada positivamente en el "éxito de proyectos como Iberescena o Ibermedia" en los últimos años.

"Ahora le toca el turno a las bibliotecas públicas, consideradas como los centros de conocimiento de los países", agregó Esguerra.

La ciudad colombiana de Medellín se unió a Iberbibliotecas el pasado mes de marzo, cuando México, España, El Salvador, Ecuador, Chile y Colombia se asociaron para crear el fondo al que después se sumó Brasil.