Un tribunal administrativo de El Cairo se declaró hoy incompetente para juzgar sobre la validez de la Asamblea Constituyente y decidió transferir el caso al Tribunal Constitucional Supremo.

Según constató Efe en el lugar, la lectura de la decisión judicial desencadenó la reacción airada de parte de los abogados y del público presente, aunque algunos de los letrados, como el excandidato presidencial Jaled Ali, mostraron su satisfacción por el traslado del caso al Constitucional.

El alto tribunal deberá ahora pronunciarse sobre la composición de la Asamblea Constituyente -que se creó después de que otra ya hubiese sido invalidada en abril por los jueces-, puesto que en ella participan muchos exdiputados del Parlamento, disuelto en la actualidad.