El comisionado de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL), Roger Goodell, volvió a reiterar que la celebración del Pro Bowl podría quedar eliminado si no mejora el nivel competitivo del mismo.

En entrevista con el programa de SiriusXM NFL Radio, "Town Hall", Goodell se mostró de acuerdo con el conductor Michael Strahan, en torno a que el Pro Bowl del pasado enero "fue vergonzoso".

"Si no logramos ese tipo de estándar (de alto nivel), me inclino a no jugarlo", declaró Goodell. "Es muy difícil forzar la competencia, y después de una larga temporada, pedirle a esos chicos que salgan y jueguen al mismo nivel, es muy complicado".

La liga aún elegiría a un equipo de Pro Bowl a través de las votaciones de jugadores, entrenadores y fanáticos, porque es un honor, "sólo no se jugaría el partido", comentó.

El Pro Bowl se llevará a cabo en enero, una semana antes del Super Bowl, después que los jugadores gestaron por su permanencia, prometiendo mejorar los desempeños.

Goodell y otros se vieron decepcionados por la calidad mostrada en el Pro Bowl del año pasado, ganado por la Conferencia Americana (AFC) 59-41 y carente de que las defensas quisiesen hacer su mejor juego.