Tras cuatro décadas de carrera el cantor Manuelcha Prado ha emprendido una cruzada internacional para la difusión del patrimonio cultural peruano y en ese esfuerzo ha llegado a Nueva York para impartir un ciclo de talleres de quechua, un concierto y un conversatorio sobre la música andina como elemento de resistencia cultural.

"El quechua y el pueblo andino estamos en un proceso de resistencia cultural por más de cinco siglos", destacó el artista nacido en Ayacucho, en los Andes centrales de Perú. "Se trata de una resistencia simple y llanamente para seguir superviviendo y tener un sitial en la historia de la vida del país", agregó en entrevista con The Associated Press.

El trovador andino, de 56 años, conocido como "el brujo de la guitarra" dictará esta semana talleres del "runa simi" (como se define la lengua en quechua) con los estudiantes del Programa de Idioma Quechua en el Centro para America Latina y el Caribe (CLACS) en la Universidad de Nueva York. El miércoles compartirá con el público una Noche de Quechua donde participarán hablantes del idioma del incanato.

Al día siguiente el Prado se sumará a conversatorio sobre la música andina como elemento de resistencia cultural que será moderado por Odi Gonzáles, catedrático de lengua quechua, el cual contará con la participación del cultor de música andina Fredy Roncalla.

"La música andina es difundida por los miles de andinos que estamos diseminados no solo por todo el Perú sino en el extranjero", dijo Prado. "Una muestra de ello es que estoy viajando como representante nuestro a diferentes lugares del mundo".

Prado, a quien caracteriza su poncho color arcilla típico de la región ayacuchana, tiene una guitarra que lo ha acompañado por décadas. Ha realizado conciertos en Sudamérica y Europa, mientras que el año pasado estuvo en Londres, invitado por la BBC para una presentación en el programa "Por las rutas del mundo".

Actualmente integra una comisión consultiva del ministerio de cultura en el gobierno peruano.

"La creación de un ministerio de cultura da ciertas esperanzas de poder tener una política cultural coherente y que se tomen en cuenta todas las artes", dijo sobre su trabajo en el gobierno de Ollanta Humala.

El ciclo de quechua en Nueva York concluirá el viernes con el "Concierto íntimo de la música tradicional de Perú".

El programa fue organizado por Gonzáles, quien visitó al el cantor en el Centro Cultural Manuelcha Prado en Lima y a quien interesó en particular el método de enseñanza de Prado en las clases de quechua.

"Tenemos un laboratorio de enseñanza lúdica más vivencial, un método que consiste en crear situaciones con diálogos teatralizados a fin de que todos participemos activamente, sin el clásico profesor que se para en la pizarra y explica y habla todo el tiempo", comentó Prado.

El músico elogió el trabajo de los jóvenes que participan en su centro cultural pues "hay mucha gente joven luchando por su cultura, por su identidad". Manuelcha dijo que realiza este esfuerzo porque "en el Perú aún no hemos podido integrarnos culturalmente".

En los talleres en Nueva York se espera que haya participantes de varios estados, incluyendo California, que "nos pueden ayudar a que en nuestro país se tome conciencia. a despertar la peruanidad y el orgullo de ser peruanos", dijo el artista.

Gonzáles destacó que los cursos de quechua son parte esencial de carreras como derecho internacional de pueblos indígenas, antropología, arqueología, tejidos y tradición oral andina, entre otros.

Algunos de los jóvenes para quienes está dirigido el taller "hablan inglés o español, pero su núcleo familiar es quechuahablante, ahí se produce una ruptura cultural que, a veces, es irrecuperable", señaló.