El Itaú-Unibanco, mayor banco privado de Brasil, obtuvo en el tercer trimestre un beneficio neto de 3.412 millones de reales (unos 1.706 millones de dólares), con una caída del 13,4 por ciento en comparación con el mismo período de 2011, informó hoy la entidad.

Las ganancias de la mayor entidad financiera de América Latina cayeron en un 4,8 por ciento en la comparación con las del segundo trimestre, según el comunicado que el Itaú-Unibanco envió a sus accionistas.

De la misma forma, el beneficio acumulado en los primeros nueve meses del año fue 10.541 millones de reales (unos 5.270,5 millones de dólares), con una reducción del 3,2 por ciento en la comparación con el acumulado entre enero y septiembre de 2011.

La reducción de los beneficios era esperada por los analistas debido a las presiones del Gobierno a los bancos para que reduzcan los intereses y las tarifas por sus servicios.

Los bancos, que en los últimos años acumularon ganancias superiores a los de cualquier sector de la economía brasileña, anunciaron en los últimos meses reducciones significativas de los intereses que cobran por los créditos.

El Itaú contrarrestó la reducción de los intereses con un aumento hasta 417.603 millones de reales (unos 208.801,5 millones de dólares) de su cartera de crédito a finales de septiembre, volumen en un 9,3 por ciento superior al del mismo mes del año pasado.

La tasa de impago del banco (deudas vencidas hace 90 días aún sin pagar) subió desde el 4,7 por ciento en septiembre del año pasado hasta el 5,1 por ciento el mes pasado, pero se redujo en comparación con el 5,2 por ciento medido en junio.

Según el balance, los activos del Itaú-Unibanco a finales de septiembre sumaban 960.200 millones de reales (unos 480.100 millones de dólares), con un crecimiento del 14,7 por ciento frente al mismo mes del año pasado y que lo confirman como la mayor entidad bancaria de América Latina.

El patrimonio líquido de la institución en septiembre era de 79.000 millones de reales (unos 39.500 millones de dólares), valor en un 15,8 por ciento superior al del mismo mes de 2011.

Junto con su resultado trimestral, el Itaú-Unibanco divulgó un comunicado en el que anunció la venta por 1.700 millones de reales (unos 850 millones de dólares) de su participación en la firma de análisis de crédito Serasa, una subsidiaria de la británica Experian, que equivale al 16,4 por ciento del capital de dicha entidad.

"La operación es consistente con el destino del capital del Itaú a los negocios típicamente bancarios y que agregan valor a los accionistas", explicó el banco.