La alta representante de la Unión Europea (UE) para la política exterior, Catherine Ashton, asistirá como invitada especial a la próxima Cumbre Iberoamericana, que se celebrará a mediados de noviembre en Cádiz (España).

Así lo informó hoy en el pleno del Senado español el ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, quien explicó que también asistirán a la Cumbre, en calidad de observadores, representantes de países europeos con mayores intereses en América Latina.

En la sesión de control al Gobierno celebrada en la cámara alta, García-Margallo subrayó la necesidad de relanzar las relaciones con América Latina en un momento en que ese continente, dada la crisis que atraviesa Europa, "empieza a tener la tentación de mirar hacia el Pacífico", lo que, según dijo, sería "un enorme fracaso" para la UE.

La correlación de fuerzas ha cambiado, y, mientras que en Europa empiezan a surgir "algunos movimientos populistas e identitarios", continúa la crisis y se ralentiza el proceso de integración, en América Latina las democracias están "prácticamente consolidadas", la economía crece y se relanzan los proyectos de integración, afirmó el jefe de la diplomacia española.

En ese contexto, subrayó, España tiene "la enorme oportunidad de liderar" el impulso de las relaciones con Latinoamérica y debe hacerlo si no quiere "perder pie" en una región en la que tiene invertidos 100.000 millones de euros (130.000 millones de dólares), el 10 por ciento del PIB español.

Entre los objetivos, apostó por sumar nuevos convenios de asociación a los ya existentes con Chile, México, Perú, Colombia y Centroamérica.

Por ese motivo asistirán como "observadores especiales" a la reunión que se celebrará en Cádiz el 16 y el 17 de noviembre los países europeos que más influencia tendrán en la cumbre entre América Latina y el Caribe y la UE prevista para enero de 2013 en Santiago de Chile.

Según explicó García-Margallo, se ha creado además una categoría de "invitados especiales", entre los que se encuentra Catherine Ashton.