Las autoridades uruguayas ampliaron hoy a cuatro departamentos la advertencia de alerta roja, la máxima posible, debido a que un ciclón extra tropical afecta el país y ya causó un muerto, informaron fuentes oficiales.

Los departamentos de Montevideo, donde reside la mitad de los 3,3 millones de habitantes del país, Canelones, el segundo más poblado, Maldonado y Rocha, con costas sobre el Río de la Plata y el océano Atlántico, respectivamente, son los más afectados por los fuertes vientos y lluvias copiosas.

Un peón rural del 73 años y que intentó cruzar un arroyo desbordado en el departamento de Durazno, centro del país, es la primera víctima mortal del temporal, informó el secretario del Sistema Nacional de Emergencias, Diego Cánepa.

La Dirección Nacional de Meteorología (DNM) emitió el lunes un alerta roja por la posibilidad de vientos superiores a los 120 kilómetros por hora para los departamentos de Maldonado y Rocha y hoy la extendió a Montevideo y Canelones.

La advertencia roja se refiere a "riesgo meteorológico extremo por posibles fenómenos no habituales de intensidad excepcional" y que conllevan a un "nivel de peligro muy alto para la población", de acuerdo a la página oficial de la (DNM).

Las autoridades educativas suspendieron las clases en escuelas y liceos de los cuatro departamentos y también en el limítrofe San José.

El puerto de Montevideo fue cerrado por las malas condiciones climáticas pero en el aeropuerto de la capital uruguaya la actividad es normal, informaron a Efe fuentes oficiales.

Cinco rutas nacionales permanecen cortadas y unas 160 personas fueron evacuadas en los departamentos de Artigas, Salto, Paysandú, Colonia, Canelones, Maldonado y en la capital debido al desborde de arroyos, ríos y cañadas.

Los estatales bancos de Previsión Social y República decidieron no abrir sus puertas durante la jornada en los departamentos donde rige la alerta roja.

Cánepa informó que el Sistema Nacional de Emergencias está en contacto permanente con autoridades del Ejército, Bomberos y Policía frente a la posibilidad de ser necesarios operativos especiales.

El pasado 19 de septiembre la mayor parte del territorio uruguayo sufrió otro ciclón extra tropical que ocasionó la muerte de tres personas, un padre y sus dos hijos menores que pretendieron cruzar en automóvil un arroyo desbordado, así como la caída de cientos de árboles y cables del tendido eléctrico.

En Montevideo unas 190.000 personas quedaron sin luz durante varias horas y en todo el país fueron evacuadas 7.400 personas.