Cinco policías, entre ellos dos jefes de distrito, han muerto en una emboscada de los insurgentes talibanes registrada en el oeste de Afganistán, informó hoy a Efe una fuente oficial.

El ataque tuvo lugar anoche en el distrito de Obe, situado en la provincia occidental de Herat, según dijo a Efe el portavoz del gobernador provincial, Muhaidín Nuri.

Según esa fuente, otros cuatro agentes resultaron heridos en el ataque.

Entre las víctimas mortales, añadió Nuri, se encuentran los jefes policiales de los distritos de Obe y Chishi-Sharif.

Los talibanes luchan por implantar en Afganistán un régimen islámico de corte integrista, como hicieron entre 1996 y 2001, y con ese objetivo cometen ataques contra las fuerzas regulares afganas y las tropas de la misión de la OTAN desplegadas en el país.

Las tropas internacionales están en pleno proceso de repliegue, cuya conclusión está prevista para el año 2014, cuando está previsto que las fuerzas locales asuman la seguridad en todo Afganistán.