El diputado español de Izquierda Unida, Ricardo Sixto, que viajaba en la tercera "Flotilla de la Libertad" que se dirigía a Gaza junto con otros activistas, denunció hoy que los militares israelíes les asaltaron, les "trataron como criminales" y les deportaron.

Sixto, que llegó anoche a Valencia (este), viajaba en el velero Estelle, en el que una treintena de activistas trataba de romper el bloqueo de Gaza, cuando el Ejército israelí abordó la embarcación frente a las costas de Gaza.

Tras llevarla al puerto israelí de Ashdod, deportó a sus ocupantes, de diferentes nacionalidades.

Para Sixto, la actuación de Israel fue un acto "de piratería en toda regla", puesto que, según afirmó en rueda de prensa, el Estelle fue abordado el pasado sábado cuando se encontraba en aguas internacionales por más de un centenar de militares que en ningún momento se descubrieron la cara.

"Se vivieron momentos de mucha tensión" y de mucha "violencia", aseguró el diputado y afirmó que si no ocurrió nada peor fue porque la treintena de activistas que viajaban en el barco mostró siempre "una actitud pacífica".

Relató que el asalto se produjo a las once de la mañana del sábado a unos 25 kilómetros de Gaza y, por lo tanto, "jurídicamente en aguas internacionales", aunque desde la noche anterior, indicó, el Estelle estaba cercado por ocho embarcaciones del Ejército israelí, un helicóptero y tres buques de la Armada.

Sixto destacó que ninguno de los militares superaba los 20 años y denunció que todos ellos subieron al barco "cargados de armas hasta los dientes" y apuntando a los tripulantes, e incluso, dijo, usaron pistolas eléctricas contra quienes trataban de ejercer "resistencia" a su asalto.

En apenas treinta minutos, el Ejército había registrado todo el barco y trasladado a la popa a sus ocupantes, a los que despojó de todas las pertenencias menos de la ropa y algunos efectos personales, y donde permanecieron cerca de catorce horas, hasta que llegaron al puerto israelí de Ashdod.

Allí, señaló el diputado, fueron identificados e interrogados, y sobre las cinco de la mañana del domingo, él fue trasladado junto a otros españoles que viajaban en la flotilla a un centro de internamiento de extranjeros para ser repatriados.

Criticó que se les dio el trato de deportados, cuando ninguno de los integrantes del Estelle tenía intención de entrar en Israel, sino que fueron "secuestrados" y llevados allí "por la fuerza".

A pesar de lo ocurrido, el parlamentario español señaló que esta tercera expedición a Gaza ha cumplido el objetivo de mostrar a la comunidad internacional la actitud de Israel y reclamó un cambio de actitud del Gobierno español sobre el conflicto entre Israel y Palestina.