La tormenta tropical Sandy se formó el lunes al sur de Jamaica y se convirtió en la 18va de esta temporada intensa de meteoros en el océano Atlántico, donde sólo dos huracanes han tocado tierra.

Sandy se ubica a 636 kilómetros (395 millas) al sur de Kingston, Jamaica, y arrastra vientos de 64 kilómetros (40 millas) por hora, dijo el Centro Nacional de Huracanes en Miami.

Según los pronósticos, el fenómeno climático se acercará o alcanzará el miércoles Jamaica posiblemente con vientos huracanados de 119 kilómetros (74 millas) por hora.

Por tercer año consecutivo se registran al menos 18 tormentas con nombre en la cuenca del Atlántico, cifra que supera el promedio anual de 11.

A pesar de que la temporada ha sido activa en temporales, sólo tocaron tierra dos huracanes. Ernesto azotó en agosto México e Isaac hizo lo propio a fines de ese mes en Luisiana.

El especialista en huracanes Robie Berg, del Centro Nacional de Huracanes, dijo que se desconoce por qué ha habido un número de tormentas por encima del promedio en los últimos años.

Señaló que de las tormentas con nombre este año, la mayoría fueron relativamente débiles y de corta duración. Sólo una tormenta en el Atlántico alcanzó categoría 3 — Michael — y permaneció distante de cualquier costa en el mar.

"No estamos seguros si esto tiene alguna importancia", indicó Berg.

El experto comparó este año con 2004 y 2005, cuando varios temporales causaron grandes daños, incluido Katrina.

A medida que Sandy adquirió fuerza y se convirtió en tormenta tropical en el Caribe, una depresión tropical surgió más distante en el Atlántico. La depresión no representa amenaza para costa alguna, pero el lunes podría convertirse en tormenta con nombre. Si esto ocurre, se llamará Tony.

La temporada de tormentas en el Atlántico comenzó el 1 de junio y concluirá el 30 de noviembre.