Aquellos que siguen de cerca a Apple creen haber descubierto la mayoría de los detalles de un iPad más pequeño que se espera la compañía revele el martes. Pero una gran pregunta se mantiene vigente: ¿Cuánto costará?

Apple no ha dicho nada sobre el dispositivo, pero el velo del secreto que arroja sobre los productos sin lanzar ha sido más bien transparente este año. La mayor parte de los detalles del iPhone 5 se conocían mucho antes de su lanzamiento hace un mes.

En el caso del "iPad mini" (el nombre real no se conoce), los blogueros y analistas de tecnología esperan un dispositivo con una pantalla de unos 20 centímetros (7,85 pulgadas) medidos en diagonal, lo que equivale aproximadamente la mitad del tamaño del iPad normal. Sería un poco más grande que las tabletas de 18 centímetros (7 pulgadas) contra las que se presume competirá, incluyendo el Kindle Fire de Amazon.com y el Nexus 7 de Google.

El Kindle Fire tiene un costo a partir de 159 dólares, y el Nexus 7 de 199 dólares. En tanto, Apple vende el iPad 2 por 399 dólares y el iPod Touch de 4 pulgadas por 199 dólares. Los observadores de la compañía ubican el precio de este iPad más pequeño entre esas dos referencias.

La mayoría supone un precio entre 249 y 299 dólares, aunque el blog 9to5Mac decía el lunes que el precio podría ser de 329 dólares. Eso colocaría al iPad Mini al doble de precio del Kindle Fire más barato y dejaría mucho espacio para que otros fabricantes incrementen los precios en esta temporada navideña. El blog no reveló su fuente y tiene un récord mixto a la hora de predecir detalles en productos Apple que aún no salen al mercado.

Los analistas como Brian White de Topeka Capital Markets considera que Apple también pondrá a la venta una versión mejorada del iPad Mini, con capacidad de conectarse a las redes celulares 4G por algún pago mensual. Una característica que las tabletas más baratas de 7 pulgadas no tienen.

Apple realizará la presentación en un teatro en San José, California, a partir de las 10 de la mañana hora local (1700 GMT). La compañía suele empezar a vender un nuevo teléfono o iPad una o dos semanas después de anunciarlo. Aunque podría tratar al nuevo iPad como un producto menor, en cuyo caso podría empezar a venderlo inmediatamente después del anuncio.