El aspirante republicano a la Casa Blanca, Mitt Romney, dijo hoy que es necesario un cambio de estrategia para una lucha global "contra el extremismo radical" y felicitó al presidente, Barack Obama, por la muerte del líder de Al Qaeda, Osama Bin Laden.

"La primavera árabe fue un cambio importante en la región", admitió Romney, que alertó, no obstante, del peligro que sigue suponiendo el extremismo para EE.UU. y el mundo en general en el tercer y último debate con Obama en la Universidad Lynn de Boca Ratón (Florida).