Las tres mejores iniciativas de desarrollo sostenible, entre 257 proyectos puestos en marcha este año por profesores en varias universidades brasileñas, fueron premiadas hoy en Sao Paulo, en un acto que contó con la presencia de la renombrada ambientalista Marina Silva.

El concurso "Prácticas en Educación para Desarrollo Sostenible", orientado a iniciativas para carreras universitarias que no tienen un vínculo directo con las profesiones relacionadas con el medio ambiente, como las ciencias administrativas y económicas, premió a los tres vencedores con una beca en Estados Unidos.

El profesor Claudio Venzke, de la Universidad del Vale do Río dos Sinos (Unisinos), de la localidad de Sao Leopoldo (Río Grande do Sul), fue galardonado por su proyecto "Fundamentos de desarrollo sostenible en el proceso administrativo", con soluciones "sostenibles" aplicadas para problemas particulares de las ciudades de sus alumnos.

El educador Eduardo Jara, de la Fundación Universidad del Estado de Santa Catarina (UDESC), con la iniciativa "Del sentido común al buen sentido", que fomentó a los alumnos a producir artículos para un libro científico a partir de datos estadísticos, fue otro de los vencedores.

El tercer ganador fue el docente Jaques Demajorovic, del Centro Universitario de la Fundación Educacional Inaciana Saboia de Medeiros, en el estado de Sao Paulo, con la propuesta "Inserción del desarrollo sostenible en la formación de administradores de empresas", que afronta los desafíos de la gestión empresarial.

Los tres vencedores, entre seis finalistas escogidos por un comité académico universitario, realizarán en los próximos días un curso para emprendedores en el Babson College, de Boston.

Marina Silva, ministra del Medio Ambiente en el Gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2011) y candidata en las elecciones presidenciales de 2010, dijo que estos premios constituyen un "estímulo al arte de aprender y enseñar".

La reconocida defensora de la Amazonía también subrayó la importancia de reconocer las contribuciones al medio ambiente "en un momento difícil, de una crisis económica, social, ambiental, política y de valores".

"Es una crisis civilizadora que no es fácil de enfrentar, con un agotamiento de los ecosistemas y un consumo mil veces mayor de la biodiversidad que se consumía hace unos cincuenta años", dijo Silva.

El presidente del Banco Santander Brasil, institución que promueve el premio, Marcial Portela, destacó que la humanidad está "muy en el día a día y a veces se necesita mirar más hacia el futuro, con una visión de largo plazo".

"Estas iniciativas hacen parte de nuestra cultura, de nuestra práctica y de nuestra ética", apuntó Portela, quien mencionó en el acto la distinción recibida hoy por el banco Santander Brasil como la institución "más verde" del planeta concedido por la revista estadounidense NewsWeek.