Los vastos jardines del Petco Park no serán más el lugar al que van a morir los elevados.

Los Padres de San Diego dijeron el lunes que esta semana comenzarán trabajos para acortar las distancias hasta la cerca en el jardín derecho y el left-center, y van a trasladar el bullpen de los visitantes del territorio foul en el derecho a detrás del bullpen de los anfitriones, detrás de la cerca del central.

Luego de años de angustias de sus toleteros, los Padres dijeron que era hora de cambiar la naturaleza extrema del estadio — llamado por algunos en tono de Petco National Park (Parque Nacional Petco) — para que sea más justo.

"Queremos que el parque sea bueno para jugadores y fanáticos", dijo el presidente de los Padres Tom Garfinkel. "La medida fue motivada antes que todo por béisbol, en términos de la forma apropiada de construir las dimensiones en una forma que es más justa para los jugadores. Los jugadores saben qué es y qué no es justo. Cuando conectan un batazo que sería jonrón en otros 29 estadios, y no lo es aquí, ellos saben que eso no es justo. Queríamos que fuese más justo en ese sentido".

Para los fanáticos, ello pudiera significar menos juegos aburridos.

Desde la galería del jardín derecho hasta el área entre el derecho y el central, la cerca será movida de 402 pies a 391 pies y bajada a la altura del resto del muro. En la zona del left-center, la cerca será movida de 402 pies a 390, para dejar espacio para el bullpen de los visitantes — mayormente por razones de seguridad.

Las dimensiones seguirán siendo las mismas en las líneas del izquierdo (336 pies), el derecho (322) y en el central (396).

Los cambios son buena noticia para toleteros como Chase Headley,e incluso el pitcher Tim Stauffer dice que le parecen bien.

"Cualquier cosa que hagan para hacer el estadio más justo es buena", dijo Headley, que lideró la Liga Nacional con 115 empujadas, además de batear 31 jonrones, 173 hits y anotar 95 carreras.