Tanto el presidente y candidato demócrata a la reelección, Barack Obama, como el aspirante republicano a la Casa Blanca, Mitt Romney, están recibiendo en esta recta final de la campaña el apoyo de influyentes periódicos estadounidenses.

Unos de los últimos en pronunciarse han sido Tampa Bay Times (del estado de Florida), The Denver Post (Colorado) y Philadelphia Inquirer (Pensilvania), que se han posicionado a favor de una victoria de Obama en las elecciones del próximo 6 de noviembre.

Los Angeles Times, en su editorial de este domingo, elogió el "firme liderazgo" de Obama y dijo que "merece un segundo mandato".

Mientras, Romney ha recibido el respaldo del Orlando Sentinel (Florida), New Hampshire Union Leader (Nuevo Hampshire), Las Vegas Review-Journal (Nevada) y Columbus Dispatch (Ohio).

"Tenemos poca confianza en que Obama sea más exitoso en el manejo de la economía y el presupuesto en los próximos cuatro años. Por esa razón, pese a que lo apoyamos en 2008, estamos recomendando a Romney en esta contienda", publicó el Orlando Sentinel el pasado viernes.

No todos los apoyos son igual de importantes, como subraya hoy en un análisis The Washington Post, que se decantó por Obama en 2008 y todavía no ha desvelado su apuesta para estas elecciones.

Tener de su lado a The Denver Post o Tampa Bay Times es importante para Obama porque son cabeceras con peso en áreas indecisas de estados claves como Colorado y Florida.

Lo mismo sucede en el caso de Romney con el apoyo del Orlando Sentinel y el Columbus Dispatch.

Muy pocos periódicos han cambiado de parecer con respecto a sus apoyos de 2008. Orlando Sentinel y Reno Gazette-Journal (Nevada) preferían a Obama hace cuatro años y ahora, sin embargo, se han inclinado hacia Romney.

Todavía hay varios diarios importantes que no han expresado sus preferencias a dos semanas de las elecciones, entre ellos Milwaukee Journal Sentinel (Wisconsin), Pittsburgh Post-Gazette (Pensilvania) y el Cincinnati Enquirer (Ohio).

Tampoco lo ha hecho The New York Times, con una tirada dominical de más de 2 millones de ejemplares y que respaldó a Obama en 2008.

The Wall Street Journal, con una circulación similar al anterior, no apoyó a ningún candidato hace cuatro años y tampoco ahora, lo mismo que USA Today, con una tirada dominical de más de 1,8 millones de ejemplares.

Obama obtuvo en 2008 más apoyos que su entonces rival, John McCain, y probablemente ahora sucederá lo mismo, dado que los consejos editoriales tienden a decantarse más por los aspirantes demócratas que por los republicanos.