El presidente de EE.UU., Barack Obama, consideró hoy "importante recordar" la operación que supuso la caída del líder libio, Muamar el Gadafi, cuando se habla del ataque al consulado de Bengasi, que mató a cuatro estadounidenses.

"Incluso después del ataque de Bengasi, tenías a decenas de miles de libios en las calles diciendo que Estados Unidos es nuestro amigo, que están con nosotros", dijo Obama al inicio del tercer debate presidencial.