El presidente de EE.UU., Barack Obama, afirmó hoy que su país continuará "apoyando" a la oposición en Siria, pero criticó la propuesta de entregar "armas pesadas" a los rebeldes porque, según dijo, podrían ser utilizadas "en nuestra contra".

"No podemos poner armas pesadas en manos de gente que podría utilizarlas en nuestra contra", aseguró Obama en el tercer y último debate presidencial contra su rival republicano, Mitt Romney.