El Museo Penn está desenvolviendo el misterio detrás de la restauración de momias, ofreciéndole al público una muestra inusual de los esfuerzos de investigadores por preservar reliquias de la antigua Egipto.

Momias de humanos y animales, así como un ataúd con complicados grabados, son algunos de los artículos sometidos a tratamiento y reparación en el recién instalado Laboratorio de Artefactos de la institución en Filadelfia.

Albergada en una galería especial, el área de trabajo con pared de vidrio les permite a los visitantes compartir "la emoción de descubrir", dijo el director del museo, Julian Siggers.

"Muestra el trabajo que de hecho se hace entre bambalinas en estas galerías", añadió.

Los visitantes pueden ver a miembros del personal usar microscopios, brochas y otras herramientas para inspeccionar, estudiar y preservar objetos que incluyen la momia de una niña de 5 años, varias cabezas humanas, un sarcófago colorido pero dañado y la pintura de una pared de un mausoleo.

Pantallas planas exhiben imágenes ampliadas de las reliquias mientras éstas son examinadas. Los curadores también apartarán tiempo dos veces al día para responder preguntas del público.

El museo de arqueología y antropología ha identificado 30 objetos a ser próximamente restaurados de su colección egipcia de 42.000 piezas. Muchos de los artículos en el laboratorio no se han exhibido antes debido a su pobre condición, dijo la curadora Molly Gleeson.

Entre los primeros proyectos de Gleeson está preservar las momias de un gato, un halcón y un ibis. Describió los envoltorios de hilo del halcón como deshilachados y pulverulentos, y apuntó que su precaria cabeza adjunta debía ser estabilizada antes de que la momia pueda exhibirse.

También se estudian tablas de madera inscritas con jeroglíficos que comprenden el ataúd de un egipcio llamado Ahanakht, de alrededor del año 2000 a.C. Los esfuerzos de restauración llevaron a los investigadores a descubrir inscripciones ocultas en las grietas, dijo David Silverman, curador en jefe de la sección egipcia del museo.

La curadora principal Lynn Grant dijo que los miembros de su equipo experimentan continuamente una sensación de asombro mientras trabajan con artefactos históricos.

"Es un placer, con este nuevo espacio, poder compartir eso con nuestros visitantes y darle a la gente una idea de lo que ocurre entre bambalinas", dijo Grant.

___

En Internet:

www.penn.museum/sites/artifactlab

___

Kathy Matheson está en Twitter como www.twitter.com/kmatheson