El ministro boliviano de Culturas, Pablo Groux, informó hoy que viajará el próximo 6 de noviembre a Lima para plantear a su homólogo de Perú, Luis Peirano, la creación de una cartografía sobre el patrimonio cultural en la región andina.

Groux declaró que es importante realizar tal trabajo sobre el "patrimonio inmaterial" para evitar confusiones sobre la protección en cada país de las expresiones culturales como las danzas.

El ministro habló del tema a propósito de la confusión que provocó en Bolivia la reciente decisión del Gobierno peruano de declarar como patrimonio al baile de la "Morenada", que es un ritual de la región peruana de Junín, pero que también es la denominación de una danza emblemática del folclore boliviano.

"Las características de esta ritualidad, de esta danza no se parecen en absoluto a las que nosotros como bolivianos (...) conocemos. Son dos danzas absolutamente distintas", dijo Groux.

Las dos expresiones culturales tiene como denominador común la ascendencia africana presente en Perú y Bolivia.

Groux agradeció que las autoridades peruanas le hayan enviado "la documentación y la aclaración pertinente" sobre la declaración de patrimonio de su "Morenada", distinta de la boliviana.

Bolivia y Perú, que tienen un pasado histórico común, también han polemizado antes sobre dónde tuvo su origen la figura del "Ekeko", el diocesillo andino de la abundancia, el charango y el traje de la danza de la "Diablada", entre otras expresiones culturales.

Danzas como la "Diablada" y la "Morenada", entre otras expresiones de la riqueza del folclore boliviano, se exhiben en el Carnaval de Oruro, que tiene el rango de Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad declarado por Organización de Naciones Unidas para la Educación la Ciencia y la Cultura (Unesco).