El presidente panameño, Ricardo Martinelli, y el primer ministro japonés, Yoshihiko Noda, apostaron hoy por potenciar las inversiones niponas en el país centroamericano, especialmente en infraestructuras portuarias, que tienen a los buques japoneses entre sus principales usuarios.

Ambos mandatarios mantuvieron hoy una reunión de una media hora en la residencia del jefe del Gobierno nipón, donde repasaron las "estrechas relaciones" de ambos países y coincidieron en subrayar el potencial existente para la inversión, "especialmente en puertos", indicó Martinelli.

Japón, cuarto usuario más importante del Canal de Panamá, tuvo en 2011 una inversión directa en el país latinoamericano de 166 millones de dólares, un 86,4 por ciento menos que en 2010, cuando ascendió a casi 1.000 millones de dólares.

Martinelli, cuya visita es la primera de un presidente panameño a Japón en 17 años, busca dar un nuevo impulso a esas inversiones y reforzar además el comercio con la tercera economía mundial, que en la actualidad mantiene 44 empresas en territorio panameño.

Durante la cumbre, ambos mandatarios acordaron además "fortalecer los lazos en el sector marítimo, a través de la promoción del diálogo entre el sector naval japonés y el Gobierno de Panamá", indicó el primer ministro de Japón.

Los dos líderes recalcaron los fuertes lazos en este sector, ya que el 70 por ciento de los buques de Japón llevan bandera panameña, mientras entre el 30 y el 40 por ciento de los buques de Panamá pertenecen a empresas niponas.

La visita de Martinelli a Tokio coincide con las protestas en la Zona Libre de Colón (la mayor zona franca de América Latina) por una ley que permite la venta de tierras públicas y que el pasado viernes derivó en disturbios en los que resultó muerto un niño de 9 años.

La cuestión, sin embargo, no se mencionó en la breve comparecencia ante la prensa de los dos mandatarios, que tuvo lugar también después de que Martinelli fuera recibido en un encuentro privado por los emperadores de Japón, Akihito y Michiko, y mantuviera reuniones con empresarios locales.

En su primera jornada de trabajo en Tokio, el presidente panameño y su delegación centraron también sus esfuerzos en buscar la participación de las empresas japonesas responsables de los sistemas de monorraíl en Tokio en la construcción de una tercera línea de metro en Ciudad de Panamá.

"Esperamos que pronto las empresas japonesas puedan brindarnos su tecnología en materia de monorrieles", dijo Martinelli tras su reunión con el primer ministro nipón.

Entre la delegación que viaja con el presidente se encuentran también el ministro de Relaciones Exteriores, Rómulo Roux, el de Asuntos del Canal, Roberto Roy, y el administrador de la Autoridad Marítima de Panamá, Roberto Linares.

El propio Roux rubricó en el jornada de hoy un memorando entre Panamá y Japón para potenciar las consultas políticas bilaterales, especialmente en cuestiones "económicas", a través de reuniones de altos funcionarios que se celebrarían anualmente, informó a Efe una fuente oficial.

El memorando fue suscrito también por el canciller nipón, Koichiro Gemba, que durante su encuentro con Roux en el Ministerio japonés de Exteriores subrayó a su vez el potencial inversor que ofrecen los sectores de infraestructuras y recursos naturales en Panamá.

Por su parte, Roux agradeció durante el encuentro el apoyo a un proyecto de limpieza de la ciudad y la bahía de Panamá financiado por Japón, primer donante de ayuda al país centroamericano.

En 2009 la tercera economía del mundo concedió donaciones a Panamá por 33,5 millones de dólares, el doble de lo que aportó el segundo donante, Estados Unidos.

Tokio también otorgó un crédito de 800 millones de dólares a través de su Banco de Cooperación Internacional para las obras de ampliación del Canal de Panamá, que se prevé estén terminadas a principios de 2015, como subrayó hoy Martinelli, quien aseguró que Japón será "uno de los principales beneficiarios" del ensanche.

El presidente panameño, que mañana participará en un seminario de inversión en la capital de Japón, concluirá su visita al país asiático el miércoles para dirigirse a Vietnam, segundo y último tramo de esta gira asiática.