La tripulación de la fragata argentina "Libertad", retenida en Ghana desde el pasado 2 de octubre, sigue hoy a la espera de poder ser evacuada, tal y como ha ordenado el Gobierno argentino, confirmaron a Efe fuentes portuarias ghanesas.

"La situación no ha cambiado (respecto a ayer). No hemos recibido instrucciones para evacuarlos (a los tripulantes), pero esperamos algo hoy", declararon a Efe fuentes del puerto de Tema, donde se encuentra el buque escuela de la Armada argentina.

El Gobierno argentino ordenó el pasado día 20 la evacuación inminente del buque -a excepción del capitán y de una dotación mínima- "a fin de preservar la integridad y dignidad" de los 326 tripulantes, afirmó el canciller del país, Héctor Timerman.

Timerman se encuentra hoy en Nueva York para buscar ante la ONU una nueva vía de solución al conflicto, tras el fracaso de las negociaciones que funcionarios de Defensa y Exteriores mantuvieron la semana pasada con las autoridades de Ghana en Accra.

La embarcación recibió ayer la visita de diplomáticos argentinos, entre ellos la embajadora Argentina en Nigeria, María Susana Pataro, encargada también de Ghana, que no hizo declaraciones a los medios.

La fragata lleva casi tres semanas bloqueada en el puerto de Tema, a unos 25 kilómetros de Accra, por una denuncia presentada por acreedores del Gobierno argentino, que exigen el pago de deudas.

La Justicia ghanesa aceptó la demanda de embargo interpuesta por el fondo NML, que reclama a Argentina pagar una deuda de 284 millones de dólares más intereses por bonos soberanos que entraron en mora al final de 2001, en medio de una severa crisis económica.

El Gobierno argentino sostiene, sin embargo, que las autoridades ghanesas incumplen la Convención de Viena al no garantizar la inmunidad de un buque de la Armada, como es la fragata "Libertad".

El pasado día 11, el Tribunal Superior de Accra rechazó liberar la fragata, al argumentar que Argentina renunció a la inmunidad diplomática de sus bienes al emitir sus bonos soberanos.

En declaraciones a la radio local Joy FM, el profesor Kofi Abotsi, del Instituto de Administración pública y Derecho de Ghana, señaló hoy que su país no ha contravenido ley alguna.

Según Abotsi, la orden de retención de la nave no procedió del Gobierno ghanés y éste no puede interferir en la labor de los tribunales.

El insólito contencioso del buque escuela ha provocado, hasta la fecha, la dimisión de cuatro altos cargos de la Armada argentina.

El barco lleva a bordo a 326 tripulantes de diversas nacionalidades: 289 argentinos, 23 graduados de Uruguay y de Chile, y 13 invitados de Paraguay, Bolivia, Venezuela, Brasil, Perú y Sudáfrica.

El buque zarpó el pasado 2 de junio desde el puerto de Buenos Aires para cumplir su anual viaje de instrucción y ha visitado -entre otros- puertos de Brasil, Surinam, Guyana, Venezuela, Portugal, España, Marruecos y Senegal.