La Cepal sostuvo hoy que las llamadas tecnologías de la información y de comunicaciones (TIC), son esenciales para impulsar las profundas transformaciones de los patrones de producción y consumo que se requieren para el desarrollo sostenible de las sociedades.

"Las TIC tienen un papel central, como herramienta generadora de eficiencia, en ámbitos como la innovación, la seguridad alimentaria, la energía, la industria, el transporte, la construcción y la prevención de desastres, entre otros", señaló la secretaria ejecutiva de la entidad, Alicia Bárcena.

Bárcena hizo estas declaraciones al inaugurar el seminario "TIC y desarrollo sostenible en América Latina y el Caribe: experiencias e iniciativas de política", organizado por la Cepal, la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), la Cooperación Alemana (GIZ) y el Ministerio de Medio Ambiente de Chile.

En la ceremonia de apertura también participaron, entre otros, María Ignacia Benítez, ministra del Medio Ambiente de Chile, Sergio Scarabino, director regional de las Américas de la Unión Internacional de Telecomunicaciones y el embajador Rafael Dochao Moreno, jefe de la delegación de la Unión Europea en Chile.

Benítez señaló que en materia ambiental "las tecnologías de la información y de las comunicaciones brindan grandes oportunidades para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en las industrias de generación de energía, eliminación de residuos, construcción y transporte".

Otros expositores destacaron el reconocimiento que se hizo en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible, Río+20, realizada en junio de este año en Brasil, del papel transversal que pueden jugar las TIC en el desarrollo bajo en carbono.

Asimismo, subrayaron la necesidad de ampliar el acceso de las TIC a toda la población.

Durante su intervención, Bárcena valoró también la reciente creación por parte de los países de América Latina y el Caribe de la Conferencia de ciencia, innovación y tecnologías de la información y de las comunicaciones, que comenzará a funcionar en 2013 y de la cual la Cepal actuará como Secretaría Técnica.

"Se estima que mediante el uso de las TIC se podría alcanzar una reducción de un 15 % de las emisiones de gases de carbono hacia 2020", destacó Bárcena y agregó que solo "la computación en nube", permitiría pasar de un consumo energético de 23.000 millones de dólares en 2010 a 16.000 millones de dólares en 2020.

La computación en nube es un sistema informático basado en internet y centros de datos remotos para gestionar servicios de información y aplicaciones.

Este procedimiento permite que los consumidores y las empresas gestionen archivos y utilicen aplicaciones sin necesidad de instalarlas en cualquier computadora con acceso a internet.

Al seminario que finaliza mañana en la capital chilena, asisten funcionarios de Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, Guatemala, México y Perú, así como especialistas de organismos internacionales