El primer ministro irlandés, el conservador Enda Kenny, se reúne hoy en París con el presidente francés, François Hollande, para analizar la marcha del rescate económico a Irlanda y la posible recapitalización directa de su banca, informaron fuentes oficiales.

La visita se produce después de que Kenny y la canciller alemana, Angela Merkel, emitiesen la pasada noche un comunicado conjunto en el que reconocían que las "circunstancias únicas" de la crisis irlandesa requieren "un enfoque especial".

La nota fue redactada después de que ambos líderes mantuviesen una conversación telefónica de unos 30 minutos sobre la postura adoptada por Berlín en la cumbre europea de la pasada semana.

Entonces, Alemania enterró la posibilidad de que los Gobiernos comunitarios, como el español o el irlandés, puedan beneficiarse de forma retroactiva de la recapitalización directa de la banca y evitar así el impacto que esa inyección de capital tendría en sus cuentas públicas.

Para el Ejecutivo de Dublín, esta decisión choca con el ofrecimiento de un nuevo pacto de reestructuración de la deuda bancaria de este país, que asciende a 64.000 millones de euros y es vista como un lastre para su política económica.

Los ministros de Finanzas de la zona euro dejaron el pasado julio la puerta abierta a que Irlanda renegocie las condiciones del rescate financiero que solicitó en noviembre de 2010 a la Unión Europea y al FMI, cuantificado en 85.000 millones de euros.

En el citado comunicado se dice que Kenny y Merkel "abordaron las circunstancias únicas" que marcan "la crisis de deuda soberana y bancaria" de Irlanda, así como los planes de este país para regresar a los mercados en 2013 para financiarse.

La nota reconoce el compromiso adoptado por los líderes europeos en la cumbre del mes de julio para "mejorar la sostenibilidad de un programa (rescate) que funciona bien".

Kenny y Merkel "reconocen que, en este contexto, Irlanda es un caso especial y que el eurogrupo lo tendrá en cuenta", añade el comunicado.

Según fuentes oficiales, el dirigente irlandés y François Hollande también tratarán hoy otros asuntos bilaterales y analizarán el papel de Irlanda durante su turno al frente de la presidencia de la UE, que comenzará a partir del próximo uno de enero.