Jim Messina, el jefe de la campaña para la reelección del presidente Barack Obama, se proclamó hoy "optimista" pese al reñido pulso final y dijo que las "decenas de miles" de voluntarios en todo el país asegurarán la victoria.

"Absolutamente", respondió Messina tras ser preguntado por Efe si mantenía el optimismo frente a las elecciones presidenciales del próximo 6 de noviembre pese al empate que muestran las encuestas entre Obama y su rival republicano, Mitt Romney.

Messina, que ha acompañado hoy al presidente al debate que se celebra en la Universidad Lynn de Boca Ratón (Florida), aseguró que durante las dos semanas que quedan para las elecciones la campaña se concentrará en convencer a los indecisos.

Y lo harán, explicó, recurriendo a los métodos más tradicionales: tocar las puertas y hacer llamadas telefónicas.

"Creemos que en las últimas dos semanas importan menos los anuncios de televisión, aunque los nuestros son muy buenos, y más las conversaciones tú a tú en los estados bisagra sobre a quién debería de votar la gente y por qué", explicó.

Para lograr ese objetivo, cuentan con un regimiento sobre el terreno, "mucho mayor" que el de los republicanos.

"En cada uno de los estados bisagra (como se conoce a la alrededor de decena de estados que decidirán las elecciones) tenemos más gente sobre el terreno que el otro bando", dijo Messina.

Añadió que con esos recursos humanos podrán movilizar a los votantes y "persuadir" a los indecisos.

Messina dijo no estar sorprendido con la falta de empuje de la campaña: "Sabíamos desde un primer momento que esta iba a ser una elección muy ajustada y nos hemos estado preparando para ello", apuntó.

"Tenemos aquí en Florida hoy a varios cientos de personas de la campaña y a miles de voluntarios llamando a las puertas y hablando con los votantes", afirmó.

El estratega indicó que los estados en los que concentrarán esfuerzos en esta recta final son Nevada, Colorado, Ohio, Wisconsin, Iowa, Nuevo Hampshire, Virginia, Carolina del Norte y Florida.

"Tenemos que conseguir 270 votos electorales para ganar esta elección y podemos hacer muchas más combinaciones" que los republicanos, aseguró.

Presagió, por lo demás, que el debate de esta noche mostrará una "clara diferencia" entre Obama y Romney.

"El presidente dijo que nos retiraría de Irak y lo hizo. Romney lo consideró una tragedia", indicó, para añadir que el candidato republicano no tiene un claro plan de acción para Afganistán y ha intentado politizar el atentado contra el consulado estadounidense de Bengasi, en Libia.

"Romney sigue sin estar listo para debutar en horario de máxima audiencia en temas de política exterior", concluyó Messina.

El debate de 90 minutos sobre política exterior se dividirá, a decisión del moderador, el veterano periodista Bob Schieffer, en seis temas: el papel de EE.UU. en el mundo; la guerra en Afganistán; Israel e Irán; los cambios en Oriente Medio y el nuevo rostro del terrorismo; el ascenso de China y el mundo del futuro.