El presidente francés, François Hollande, señaló hoy que el trato que recibirá la ayuda europea a la banca española se abordará en las próximas semanas, y ha insistido en que él no quiere que se impongan nuevas condiciones a España por recibirla.

"No quiero añadir condiciones particulares. España ha hecho muchos esfuerzos y merece ser apoyada", ha declarado Hollande a la prensa al ser preguntado sobre si España no tendría derecho a un trato "específico" como el que quiere para Irlanda.

Irlanda quiere que la ayuda europea a su banca tenga un carácter retroactivo, puesto que el dinero utilizado para salvar a sus bancos salió de su presupuesto nacional.

Hollande, que comparecía junto al primer ministro irlandés, Enda Kenny, afirmó que tanto Francia como Alemania van a defender que el Eurogrupo tenga en cuenta "la especificidad" de la recapitalización de la banca en Irlanda a la hora de recibir ayuda europea, pero ha diferenciado ese caso del español.

El presidente francés ha recordado que la particularidad de Irlanda es que allí los bancos se recapitalizaron hace unos meses, y fue a cuenta de sus presupuestos, lo que le obligó a una serie de duros ajustes, por lo que "es normal que el Eurogrupo lo tenga en cuenta".

"Para España, veremos en las próximas semanas lo que hay que hacer", ha añadido.

En la cumbre europea de la pasada semana, Alemania se mostró contraria a aplicar la retroactividad a la recapitalización directa de la banca. Sin ese carácter retroactivo, esa ayuda computa directamente tanto en la deuda como en el déficit.