El Valencia visita al BATE Borisov con la doble necesidad de ganar para avanzar hacia la clasificación en su grupo de la Liga de Campeones y aprovechar un resultado positivo para frenar al equipo bielorruso que, con una victoria, reafirmaría el liderato del grupo.

El BATE se ha convertido en una de las revelaciones de la Liga de Campeones al haber ganado los dos partidos disputados, por lo que tiene seis puntos frente a los tres del Valencia, que ocupa la tercera posición de su grupo.

Por ello, si el club de Mestalla no puntúa como mínimo en este partido, su clasificación se complicaría y le obligaría a estar pendiente de las matemáticas, tanto en sus próximos choques como en los del resto del grupo, en el que también están el Lille y el favorito Bayern Múnich, que perdió en su visita al BATE por 3-1.

El Valencia, tal y como ha afirmado su delantero Roberto Soldado, se plantea el partido como una final, consciente de que en el caso de no ganar se alejaría de su objetivo.

La moral que ha supuesto para el Valencia la remontada del último partido de Liga ante el Athletic de Bilbao se convierte en un factor favorable para el equipo, que tiene en la parte negativa de la balanza las dificultades de los últimos meses para puntuar y marcar como visitante.

Para afrontar el encuentro, el conjunto que entrena el argentino Mauricio Pellegrino ha perdido al lateral izquierdo francés Jeremy Mathieu, que arrastra problemas físicos, mientras que recupera a Sophiane Feghouli, que está sancionado en España, pero que puede jugar en Europa.

Por ello, Pellegrino ha convocado a veintiún jugadores para viajar a Bielorrusia, entre los que se encuentran tres porteros, por lo que realizará tres descartes antes del inicio del partido.

El BATE Borisov no es únicamente el equipo sorpresa de la Liga de Campeones, sino que ocupa la primera posición en su campeonato, en el que está a punto de lograr su séptimo título consecutivo. Se trata de un conjunto que apenas ha conocido la derrota en lo que va de temporada.

La clara victoria ante el Bayern Múnich convenció a toda la Europa futbolística de que las aspiraciones del BATE de clasificarse por primera vez para la segunda fase están más que justificadas y una victoria ante el Valencia casi le garantizaría el pase.

El técnico del BATE, Víctor Goncharenko, quien logró la pasada semana su victoria profesional número cien, reservó en el último partido a varios de sus mejores jugadores con vistas al encuentro ante los españoles.

Alexander Hleb ni siquiera se vistió de corto, mientras el brasileño nacionalizado bielorruso, Renan Bressan, y el delantero centro, Rodiónov, salieron en la segunda parte. Rodiónov será probablemente el único jugador adelantado de su equipo ante el Valencia.

El partido se disputará en Minsk, donde España derrotó recientemente a la selección de Bielorrusia (0-4) en partido de clasificación para el Mundial de Brasil 2014 y donde habitualmente juega este equipo sus partidos europeos. El BATE siempre ha perdido en sus seis enfrentamientos ante clubes españoles.

Alineaciones probables:

BATE Borisov: Gorbunov; Poliákov, Simic, Sivakov, Yurévich; Olejnóvich, Pávlov, Bressan, Volodkó, Hleb y Rodiónov.

Valencia: Diego Alves o Guaita, Joao Pereira, Rami, Ricardo Costa, Cissokho, Gago, Tino Costa, Feghouli, Jonas o Valdez, Jonathan Viera o Bernat y Soldado.

Árbitro: Craig Thomson (SCO).

Estadio del Dinamo (en Minsk).