El superclásico chileno entre el Colo Colo y la Universidad de Chile dejó un saldo de 144 detenidos y siete policías heridos, según informó hoy Carabineros.

Más de la mitad de los detenidos fueron acusados de desórdenes antes y después del partido, que se disputó este domingo en el Estadio Monumental de Santiago y terminó con la victoria del Colo Colo por 1-0.

Durante los incidentes, siete efectivos de Carabineros (policía militarizada) sufrieron heridas leves.

Los principales enfrentamientos se registraron en la capital después del partido, cuando grupos de hinchas de ambos equipos se buscaron por las calles aledañas al estadio y se lanzaron piedras y otros objetos.

El incidente más grave, sin embargo, tuvo lugar en Valdivia, al sur del país, donde un seguidor 'albo' de 18 años fue apuñalado por un hincha de la U.

El joven sufrió un corte en la zona abdominal y se encuentra estable y fuera de peligro, según la prensa local.

Por otro lado, la Fiscalía Metropolitana Oriente de Santiago decidió actuar de oficio y abrió una investigación contra Francisco Prieto, el guardameta del Colo Colo, que fue expulsado al final del partido por dirigirse con gestos obscenos a los hinchas de la U.

La actitud de Prieto provocó una gresca sobre el césped. El arquero de la U, Johnny Herrera, encaró a su colega y también terminó expulsado.

La fiscalía analizará el comportamiento de Prieto y decidirá si sus gestos fueron una provocación al público y si pueden ser sancionados en el marco de la Ley de Violencia en los Estadios.