El Gobierno boliviano expresó hoy su preocupación porque hay muchos insultos al presidente Evo Morales en el Facebook y legisladores de su partido proponen denunciar por discriminación a quienes lo ofendan en las redes sociales.

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, afirmó hoy en una rueda de prensa en la ciudad oriental de Santa Cruz que "a través del Facebook muchas veces se desinforma, se insulta, se agrede particularmente al presidente o a connotados miembros del Gobierno".

Romero dijo que el vicepresidente del país, Álvaro García Linera, tuvo una buena iniciativa al plantear el domingo para el debate los insultos de los que es objeto Morales y que a futuro debe verse "si corresponde un desarrollo legislativo", pero que por el momento debe tomarse en el marco de una reflexión colectiva.

García Linera aseguró el domingo en un discurso que ha detectado a un "pequeño grupo" de personas que usan las redes sociales para insultar al presidente, lo cual, según dijo, le "da rabia".

"Aquí está en el celular, siempre estoy entrando al internet y voy anotando con nombre y apellido los insultos que le hacen. 'Indio ignorante', 'indio cocalero', 'vivimos una mafia de narcococaleros', así lo insultan (a Morales)", afirmó el vicepresidente.

El ministro de Culturas, Pablo Groux, consideró hoy importante analizar "en qué medida las redes sociales están siendo utilizadas correctamente para comunicarse entre los ciudadanos y en qué medida están convirtiéndose en herramientas sobre todo de denigración hacia autoridades".

En mayo pasado, el mismo Morales se quejó de que algunos opositores a su Gobierno le tratan de "burro, animal, ignorante" en diversos comentarios en Facebook, aunque matizó que quienes le insultan lo hacen por "envidia y codicia" y que esos comentarios no le molestan sino que le alientan a seguir con sus reformas.

El jefe de los diputados oficialistas, Roberto Rojas, declaró, según el diario digital Oxígeno, que las personas que insultan a Morales en el Facebook deberían ser denunciadas por "discriminación" y anunció que retomarán una idea anterior para aprobar un proyecto de ley de regulación de las redes sociales.

Para el senador opositor German Antelo, el vicepresidente busca con sus comentarios sobre el Facebook "amedrentar y asustar a los bolivianos" para que los ciudadanos sean "sumisos".

El ministro Romero defendió que en el país nadie está impedido de opinar y que Bolivia es, a su juicio, una de las naciones "donde más libertad de prensa existe", una opinión contraria a la de varias organizaciones de medios y periodistas que acusan al Gobierno de atentar contra ese derecho y amedrentar a los medios con juicios.