EE.UU. anunció hoy que aportará 58 millones de dólares más en ayuda humanitaria al Cuerno de África, para paliar la "frágil" situación en una región del continente que apenas empieza a recuperarse de la grave sequía sufrida en 2011.

La secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton, recordó en un comunicado la "preocupación" de su país por el Cuerno de África, donde "más de 9 millones de personas necesitan ayuda", dos millones de ellas en Somalia, el país más afectado por la hambruna.

"Por eso hoy anunciamos 58 millones de dólares más en asistencia para la gente del Cuerno de África que aún vive con los efectos del conflicto, los retos económicos y los impactos medioambientales, como las inundaciones y la sequía", afirmó Clinton.

La aportación eleva a 1.300 millones de dólares la ayuda de emergencia que Estados Unidos ha proporcionado desde 2011 a las poblaciones afectadas en Somalia, Kenia, Etiopía y Yibuti, agregó la titular de Exteriores.

Esos cuatro países vivieron en 2011 una de las peores sequías de los últimos 60 años, que condujo a una crisis humanitaria que afectó a más de 13 millones de personas en la región.

Estados Unidos es el mayor donante humanitario a la región, para la que la ONU pidió a mediados del año pasado unos 2.400 millones de dólares, y a la que la Comisión Europea (CE) ha aportado 162 millones de euros (212 millones de dólares) en lo que va de año.

Clinton subrayó también los esfuerzos estadounidenses contra la inseguridad alimentaria en la zona, como la "ayuda a la adaptación de comunidades vulnerables y mejorar las condiciones de los minifundios para que se hagan más resistentes".