Giovani Dos Santos vivió un debut agridulce este lunes en su reaparición en la liga española de fútbol con el Mallorca, pues su nuevo equipo cayó en cancha del Sevilla por 3-2, pese a dos primorosas asistencias del internacional mexicano.

La remontada tras ir perdiendo por 1-0 y 2-1 permitió al Sevilla superar al cuadro balear en la clasificación, donde figura quinto con 14 puntos al cierre de la octava fecha.

Pedro Bigas a los 26 minutos y Tomer Hemed (30), ambos a pase de Dos Santos, marcaron por el Mallorca, mientras que Alvaro Negredo (29 y 56) consiguió un doblete por el Sevilla y el brasileño Cicinho (74) anotó el tanto decisivo.

La tercera derrota consecutiva dejó al Mallorca en octava posición.

Ubicado en la punta de ataque junto a Hemed, Dos Santos tuvo poca participación en la primera media hora de partido, en que el Mallorca buscó contragolpear pero apenas pudo generar transiciones.

Bien abierto en las bandas y con las ideas claras en la medular, el balón era propiedad del Sevilla, así como las ocasiones de gol, manifiestas en un derechazo cruzado de Jesús Navas, otro zapatazo de José Campaña y sendos remates de Negredo que encontraron las manos de Dudu Aouate.

Pero al Mallorca le bastó un chispazo de calidad de Dos Santos en aparente jugada ensayada: el ex canterano del Barcelona, a banda cambiada, lanzó una diagonal endiablada desde la derecha que Bigas controló magistralmente ente la salida de Andrés Palop para anotar a placer.

Era la primera llegada bermellona y un duro mazazo para el Sevilla, pero el equipo local se rehízo al instante gracias a un balón en profundidad de Ivan Rakitic a Manu del Moral, que sirvió atrás para que Negredo marcara a la tercera con un zurdazo inapelable al rincón derecho.

El partido enloqueció con el empate, pues el Mallorca volvió a adelantarse al siguiente minuto, nuevamente gracias a una suave asistencia de Dos Santos para la incorporación de Hemed, hábil definidor frente a Palop con un tiro cruzado.

El choque de estilos, defensivo el del Mallorca y kamikaze el del Sevilla, se acentuó tras el descanso y los locales, en insistente martilleo por la banda derecha, pudieron nivelar con el segundo de Negredo: un poderoso cabezazo a una rosca perfecta de Cicinho.

Ángel Arizmendi sustituyó a Dos Santos, quien acusó la falta de actividad tras una lesión, y soltó un latigazo al lateral de la red sevillista. Navas apuntó alto con todo a favor en el arco opuesto y, finalmente, el 12do tiro de esquina local se cobró el gol de la victoria sevillista, al empalmar Cicinho un rechace desde fuera del área, imposible para Aouate, tras desvío en la defensa.