Un hombre intentó hoy atacar con un cuchillo al primer ministro finlandés, Jyrki Katainen, en una céntrica calle de Turku (Finlandia), informaron fuentes gubernamentales.

Los guardaespaldas impidieron el ataque y redujeron al agresor antes de que lograse acercarse al primer ministro, quien se encontraba en un acto de campaña para las elecciones municipales, que se celebrarán este domingo.

Según describen medios locales, en el momento del ataque Katainen conversaba con los votantes a pie de calle en Turku (suroeste del país) en un acto electoral de su partido, el conservador Kokoomus.

De repente, se acercó a él un hombre de pelo largo y chaqueta de cuero negro que portaba un cuchillo en la mano, pero los agentes de seguridad reaccionaron con rapidez y lograron desarmarlo antes de que pudiera atacar al primer ministro.

Un testigo contó a la televisión nacional YLE que el agresor es un hombre joven de apariencia normal que incluso esperó su turno para poder hablar con Katainen, a quien pidió ayuda porque se encontraba "en una situación muy difícil".

Según el testimonio de este testigo, el joven le dijo a Katainen que había venido "a simular que lo iba a matar" y a continuación se arrodilló ante el primer ministro, sacó un cuchillo y lo puso en el suelo.

"Los guardaespaldas se abalanzaron en seguida sobre él, lo apartaron de allí y cogieron el cuchillo. El primer ministro se alejó en la dirección opuesta", señaló el testigo a la televisión YLE.

Poco después, el agresor fue entregado a la policía, que se lo llevó esposado a la comisaría en un coche patrulla para ser interrogado.

Según los medios locales, nadie resultó herido en el ataque.

Tras detener al agresor, la policía inspeccionó la zona para asegurarse de que no había peligro, y Katainen, quien había sido conducido a un lugar seguro tras el incidente, pudo continuar con el acto electoral.

De momento, la policía finlandesa sólo ha informado de que el detenido es un hombre cercano a los 30 años, y ha convocado una rueda de prensa mañana a las 7.00 GMT para dar más detalles sobre el incidente.

La oficina del primer ministro publicó un escueto comunicado en el que se confirma que Katainen no sufrió heridas durante el incidente y señala que "seguirá desempeñando sus actividades oficiales con normalidad".

El partido de Katainen, el conservador Kokoomus, es el principal grupo político de Finlandia y parte también como favorito de cara a las elecciones municipales del próximo domingo.

A diferencia de otros países, las campañas electorales en Finlandia suelen basarse en pequeños actos a pie de calle donde los candidatos pueden conversar cara a cara con los votantes, más que en grandes mítines políticos.