Wal-Mart Stores Inc. y sus agencias de contratación fueron demandadas el lunes por presuntamente violar las leyes federales de salario mínimo y horas extra al exigir a sus empleados temporales presentarse a trabajar antes de su horario asignado, quedarse más tarde para completar el trabajo y laborar en su período de descanso sin recibir compensación.

De acuerdo con la querella en la que se solicita estatus de demanda colectiva, interpuesta ante la corte federal de distrito de la división este de Illinois, Labor Ready y QPS, dos de las agencias de contratación que la cadena de tiendas usó en la zona metropolitana de Chicago, no suministraron a los empleados asignados a Wal-Mart información laboral obligatoria.

La demanda también afirma que Wal-Mart no mantuvo un registro preciso del horario de los trabajadores.

Ni Wal-Mart ni las agencias de contratación respondieron hasta el momento a solicitudes de comentarios.