Por primera vez los cubanos residentes en la isla tuvieron la oportunidad de seguir en vivo y en directo un debate presidencial de Estados Unidos gracias a la transmisión realizada por TV Martí, del tercer encuentro entre el presidente Barack Obama y el candidato republicano Mitt Romney.

Televisión Martí, televisora financiada por el gobierno estadounidense que transmite desde Miami programación en español para Cuba y busca promover la libertad y la democracia en la isla, cubrió el debate con un programa conducido por las periodistas Karen Caballero y Vanessa Ruíz, quienes estarán acompañadas por especialistas que analizarán los temas fundamentales del debate. Asimismo, realizó un análisis posterior del debate con un panel de expertos conformado por cubanos desde la isla y el sur de la Florida quienes hablarán sobre el impacto del debate presidencial.

"Esta transmisión podría catalogarse como un hecho histórico para la isla porque esto es democracia, mientras que en Cuba no ha habido elecciones democráticas en más de medio siglo", dijo el reconocido periodista cubano y analista político Guillermo Martínez, quien participó como panelista en la transmisión realizada por TV Martí, y agregó que para los cubanos es muy importante ver un proceso democrático en el cual el presidente tiene que responder preguntas y está en el mismo plano de su contendor.

"Se trata de una lección increíble para un pueblo en donde los dictadores no tienen quién los critique. Acá, en cambio, se critican, se atacan, se dicen, se desmienten y después de todo, sigue la democracia funcionando", dijo el analista.

Por su parte, Luis Pabón Roca, otro de los analistas políticos invitados en la transmisión para hacer el análisis del debate y responder las preguntas que los cubanos enviaron desde la isla, consideró que con este tipo de cubrimientos "no sólo los cubanos, sino el mundo entero puede recibir información de primera mano y sin filtro que es lo más importante, que es la base para uno forjar la opinión".

La cobertura de Televisión Martí se podrá ver en Estados Unidos a nivel nacional a través de MegaTV, televisora con sede en Miami propiedad de Spanish Broadcasting System, con lo que los cubanos residentes en Miami también siguieron con especial atención este cubrimiento a la espera de que Obama y Romney mencionaran sus políticas frente a Cuba. Sin embargo, al igual que todos los hispanos se quedaron esperando ya que apenas se mencionó a América Latina.

"Fue importante ver este debate con esta transmisión enfocada hacia Cuba porque pudimos conocer, además, las inquietudes que hicieron de nuestros hermanos desde la isla", dijo José Martínez un cubano residente en Miami.

A través de la transmisión de MegaTV los cubanos también tuvieron la oportunidad de ver en vivo y en directo desde la Universidad de Lynn en Boca Ratón, Florida, lugar donde se realizó el debate, las reacciones por parte de los analistas demócratas y republicanos.

"Se trata de un hecho muy importante porque es algo que nos habían pedido desde la isla", dijo Carlos García Pérez, director de Office of Cuba Broadcasting, que agrupa a Radio y TV Martí. "Es un ejemplo del ejercicio de la democracia poder mostrarle a nuestra audiencia (en Cuba) cómo funciona la democracia en Estados Unidos".

Además, agregó que aunque la intención inicial de esta transmisión no era que la vieran los cubanos residentes en Estados Unidos fue positivo el hecho que la gente en ambas orillas pudieran presenciar un análisis objetivo y balanceado desde el punto de vista de Cuba de este debate presidencial.