Los ministros de Pesca de la Unión Europea (UE) iniciarán hoy las negociaciones para intentar cerrar un acuerdo mañana sobre el futuro Fondo europeo Marítimo y de Pesca, que regulará las ayudas al sector entre 2014 y 2020.

El Consejo de ministros, que tendrá lugar en Luxemburgo, comenzará con la presentación por parte de Chipre, país que preside la UE este semestre, de una propuesta de compromiso que "combina los intereses" de los países del norte y del sur y prevé subvenciones en favor de la paralización temporal y definitiva de la flota y ayudas a la modernización de los barcos, indicaron fuentes diplomáticas.

En la negociación del fondo están en juego las ayudas al desguace, cuyo mantenimiento reclaman España, Francia, Italia y otros países que las consideran un instrumento útil para reducir la capacidad de la flota.

La Comisión Europea, que hasta ahora se ha opuesto a que sigan existiendo al considerarlas poco eficaces, ha suavizado ahora su posición y "no ve con malos ojos" la propuesta chipriota, según las fuentes.

Muchos Estados miembros han insistido en los últimos meses en la necesidad de mantener las subvenciones para poder cumplir con los ambiciosos objetivos de la reforma pesquera, que incluyen la eliminación de los descartes o el rendimiento máximo sostenible de las pesquerías a partir de 2015.

El ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, dijo la semana pasada que hay "avances importantes" en las negociaciones con la propuesta chipriota, en favor de peticiones españolas como la continuidad de los apoyos al desguace.

El objetivo del Consejo es alcanzar un acuerdo a nivel de Estados miembros, a falta del visto bueno del Parlamento Europeo.

La propuesta de la Comisión Europea prevé dotar ese instrumento con algo más de 6.500 millones de euros, para promover la cohesión social y el empleo en el sector, ayudar a aplicar políticas para restablecer la biodiversidad, y campañas de promoción en favor de la pesca sostenible.

El aspecto financiero está pendiente de la aprobación del próximo marco presupuestario europeo (2014-2020). EFE