Las autoridades colombianas, apoyadas por Estados Unidos, incautaron 1.120 kilos de cocaína que eran transportados en una lancha en aguas del Caribe, en una operación en la que no hubo capturas, informó hoy la Armada de Colombia.

La droga, que podría costar alrededor de unos 30 millones de dólares en el mercado negro, era movilizada en cercanías de Serrana, una isla que hace parte del archipiélago colombiano de San Andrés.

Tras recibir la alerta de su par estadounidense, la Armada colombiana desplegó una fragata y un helicóptero con los cuales se dio inicio a la persecución de la lancha, señaló la institución en un comunicado.

Al darse cuenta de la presencia de las autoridades, los ocupantes de la embarcación lanzaron al agua los fardos de droga que luego fueron recuperados por buzos de la Armada y llevados a San Andrés en donde fue puesta a disposición de las autoridades.

En lo que va de octubre, la Armada colombiana se ha incautado de 2,8 toneladas de cocaína en seis operaciones cumplidas en aguas del caribe colombiano y en lo que va corrido del año ese total llega a cerca de 70 toneladas.