El canciller argentino, Héctor Timerman, lidera la delegación que viaja hoy a Nueva York para abordar en Naciones Unidas la crisis de la fragata Libertad, retenida en Ghana desde hace casi tres semanas por una demanda presentada por un fondo especulativo, informaron fuentes oficiales.

El canciller argentino se reunirá mañana con el secretario General de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, y con el presidente del Consejo de Seguridad, Gert Rosenthal.

Timerman analizará con ellos "una situación que afecta directamente al sistema de inmunidades de los Estados que rige a la comunidad de naciones", dijo la Cancillería en un comunicado.

Argentina defiende que la Fragata Libertad, el buque escuela de la Armada, es inembargable porque goza de inmunidad según los términos de la Convención de Viena.

Ghana insiste en aceptar la demanda de embargo planteada por el fondo NML, que reclama a Argentina el pago de bonos soberanos que entraron en mora a finales de 2001, en medio de una severa crisis económica.

La justicia ghanesa sostiene que Argentina, al emitir sus bonos, renunció a la inmunidad diplomática de sus bienes, entre ellos el buque escuela de la Armada.

Timerman abordará estos aspectos legales con la consejera legal de Naciones Unidas y secretaria General Asistente para Asuntos Legales, Patricia O'Brien, añadió la nota oficial.

La presidenta argentina, Cristina Fernández, ordenó ayer evacuar de forma inmediata la tripulación de la fragata a excepción del capitán y una dotación mínima, pero el domingo a mediodía los 326 tripulantes permanecían en el puerto ghanés de Tema, donde el buque escuela fue retenido el pasado 2 de octubre.

Entre los tripulantes hay marinos de Argentina, Chile, Uruguay, Paraguay, Bolivia, Venezuela, Brasil, Perú y Sudáfrica.

El buque zarpó el pasado 2 de junio desde el puerto de Buenos Aires para cumplir su viaje anual de instrucción y ha tocado, entre otros, puertos de Brasil, Surinam, Guyana, Venezuela, Portugal, España, Marruecos y Senegal.